Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Sacan a Trump de una rueda de prensa por un tiroteo junto a la Casa Blanca

El presidente de EE. UU. había empezado hacía apenas unos minutos su comparecencia cuando un agente del Servicio Secreto se le acercó interrumpiéndole y le instó a abandonar la sala ante su desconcierto.

Momento en el que Trump abandonó la rueda de prensa
Momento en el que Trump abandonó la rueda de prensa
KEVIN LAMARQUE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó la sala de prensa de la Casa Blanca escoltado por un agente del Servicio Secreto después de que se registrase un tiroteo en las inmediaciones de la residencia presidencial.

Trump había empezado hacía apenas unos minutos su habitual rueda de prensa sobre la situación del coronavirus en Estados Unidos cuando un agente del Servicio Secreto se le acercó interrumpiéndole y le instó a abandonar la sala ante su desconcierto.

Según explicó después el propio mandatario, el agente le dijo: "Señor, ¿puede acompañarme?". Trump, tras recibir el mensaje con cierta sorpresa, ha mirado a los periodistas allí congregados, y tras dudar unos segundos el mandatario y los funcionarios del Gobierno que le acompañaban, como el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, siguieron al agente fuera de la sala sin mediar palabra ni ofrecer información alguna.

Trump explicó después que no hizo falta refugiarse en el búnker y que fue escoltado al Despacho Oval, donde recibió una pequeña explicación y esperó a tener el permiso para regresar a la sala de prensa.

Algunos de los reporteros que seguían la comparecencia de prensa informaron que a ellos no se les permitió salir de la sala.

Unos diez minutos después de abandonarla, el mandatario regresó a la sala con una explicación de lo sucedido.

"Alguien ha sido llevado al hospital, pero no sé en qué condiciones. Alguien ha sido disparado por los servicios secretos, así que ya veremos que sucede", ha continuado el presidente estadounidense tras volver.

Trump detalló que el tiroteo habría ocurrido en las inmediaciones de la Casa Blanca y que el sospechoso que resultó herido parece que iba armado y estaba solo.

A preguntas de los periodistas, el mandatario negó estar nervioso por lo ocurrido y sostuvo que "el mundo es un lugar peligroso".

El Servicio Secreto ha confirmado en su cuenta de Twitter poco después las palabras del presidente estadounidense, ampliando información horas más tarde a través de un comunicado, en el se ha asegurado que un hombre de 51 años se ha acercado a un oficial que hacía guardia cerca de las inmediaciones de la Casa Blanca diciendo que portaba un arma.

"El sospechoso ha corrido agresivamente hacia el oficial y ha hecho el gesto de sacar un objeto de su ropa, agachándose y adoptando una posición de tirador como si fuera disparar un arma", relata el comunicado en el que también se añade como el agente ha respondido disparando y alcanzando al hombre en el torso.

El comunicado recalca que durante el incidente no corrieron peligro en ningún momento las instalaciones de la Casa Blanca, así como "ningún protegido".

Para concluir, los servicios secretos han informado que su Oficina de Responsabilidad Profesional está llevando a cabo una investigación interna sobre cómo actuó el agente, del mismo modo que se ha contactado con el Departamento de Policía Metropolitana para que realice sus propias pesquisas.

Durante las protestas raciales que estallaron a finales de mayo en EE. UU. tras la muerte del afroamericano George Floyd a manos de policías, Trump tuvo que refugiarse momentáneamente en el búnker de la Casa Blanca ante la cercanía de los disturbios que estaban ocurriendo en Washington. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión