Despliega el menú
Internacional

Fumar mata, pero con el coronavirus lo hace más rápido

Los estudios llevados a cabo en China desde el estallido de la crisis demuestran que el tabaquismo agrava la enfermedad.

El tratamiento va dirigido a un tipo de cáncer de pulmón relacionado directamente con el consumo de tabaco.
El tabaquismo agravaría la sintomatología del coronavirus.
HA

El tabaquismo está siendo ya identificado en China como uno de los factores de alto riesgo con respecto al coronavirus, según los estudios que están publicando los servicios de epidemiología chinos. Los informes son concluyentes: los fumadores infectados tiene 2,4 posibilidades más de terminar en la UCI que los no fumadores. La causa es obvia. Los daños al sistema respiratorio que provoca el tabaco hacen que los consumidores de esta sustancia se encuentren ante los mismos problemas que poblaciones de riesgo como personas con diabetes o problemas de hipertensión.

Los análisis han sido recopilados por la Sociedad Internacional de Prevención ante Enfemedades causadas por el Tabaco (ISPTID, por sus siglas en inglés) que ha rastreado los diversos documentos estadísticos que las autoridades chinas están divulgando durante la crisis del coronavirus. La problemática del tabaquismo se ha vigilado de forma especial en China, donde, según los datos estadísticos, el 52,9% de los hombres fuma frente al 2,4% de la población femenina. Aunque todavía no hay datos concluyentes, esta disparidad entre los hábitos de hombres y mujeres se ha relacionado también con el hecho de que la mortalidad masculina sea mayor en las zonas afectadas. En el caso de España, las cifras son distintas. Según los datos de 2018 del Instituto Nacional de Estadística, el 25,6% de los españoles se declara fumador diario, frente al 18,8% de las mujeres.

Los estudios realizados en Wuhan y otras ciudades del interior de China se pusieron en marcha en diciembre del año pasado, con los primeros brotes de la enfermedad. Desde el primer momento comenzaron a ofrecer datos de la incidencia del tabaco en los daños causados por el virus. En el primero de los controles, llevado a cabo en 522 hospitales de 30 provincias, se demostró que los fumadores suponían el 25,8% de los pacientes más graves (fallecieron, necesitaron respiración mecánica o fueron ingresados en la UCI). En el caso de los pacientes menos graves, el porcentaje de fumadores descendía al 11,8%. Este estudio epidemiológico revelaba también que, en los casos leves, el número de fumadores se situaba también en el 11,8%. Es decir, los casos más graves acumulaban el mayor número de fumadores.

A partir de este estudio, el más extenso realizado hasta la fecha y en el que se siguió a 1.099 pacientes, las autoridades chinas continuaron realizando informes sobre el tabaquismo entre los enfermos del coronavirus, pero con muestras menores. En un seguimiento realizado en febrero en centros sanitarios de Wuhan, por ejemplo, los médicos chinos vieron cómo en el caso de los enfermos menos graves se registraban cero fumadores. Entre los enfermos graves, el 6,9% eran fumadores. Según la ISPTID, aunque todavía no existen datos concluyentes y serán necesarios más estudios, es una evidencia que el daño al sistema inmunológico que causa el tabaco hace que los fumadores sean más vulnerables al Covid-19.

Regístrate en la newsletter de HERALDO y tendrás cada día toda la información sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios