Despliega el menú
Internacional

La sentencia contra Weinstein hace temblar a los poderosos

Donald Trump dice que es "una gran victoria" de las mujeres "que manda un fuerte mensaje", y Bill Cosby habla de "un día muy triste". 

Film producer Harvey Weinstein arrives at New York Criminal Court for his sexual assault trial in the Manhattan borough of New York City, New York, U.S., February 18, 2020. REUTERS/Stefan Jeremiah [[[REUTERS VOCENTO]]] PEOPLE-HARVEY WEINSTEIN/
Harvey Weinstein a su llegada al juicio.
STEFAN JEREMIAH

Temblaba, tenía el pulso acelerado, la tensión por las nubes. Así salió del juzgado el todopoderoso magnate de Hollywood Harvey Weinstein tras escuchar la sentencia que le declara culpable de agresión sexual. "Una gran victoria, supongo, desde el punto de vista de las mujeres, que manda un fuerte mensaje", interpretó con una cautela poco habitual en él el presidente Donald Trump desde la India.

El mensaje no era solo para Weinstein, sino también para el tendero de la esquina, el jefe de planta y cualquiera que haya abusado de una mujer desde una situación de poder. Si un titán como Weinstein puede ir a la cárcel, es que "hay más por venir, hermanas. Esto es solo el principio", tuiteó la actriz Mira Sorvino. Las puertas de la Justicia se han abierto y sus aguas pueden llevarse por delante a muchos abusadores que se han creído a salvo, protegidos por una cultura machista. "Se ha producido un terremoto cultural de muchas maneras", lapidó la actriz Rosanna Arquette, una de las primeras en denunciar los abusos.

Un centenar de mujeres ha contado lo que sufrieron, pero el agradecimiento de la mayoría era para las seis que, además, pasaron por el "traumático trago" de testificar. "Habéis hecho un gran servicio a las mujeres y niñas de todas partes", las alabó la actriz Ashley Judd. Entre las que lloraban de emoción estaba Monica Lewinsky, que dijo haberse emocionado "no solo por las mujeres que fueron víctimas de sus abusos, sino por todas las que han sido marginadas y abandonadas por el sistema judicial, algunos sectores de la sociedad y de la prensa", tuiteó. "Esta es una victoria para #MeToo (yo también)".

Weinstein aún no está en la cárcel, como muchos creían. De camino a la prisión de Rikers Island la Policía se detuvo en el hospital de Belleveu donde pasó la noche al tener la tensión disparada. Fue su transición entre la vida de lujo y poder que ha llevado durante 67 años y la que le espera en la cárcel por un tiempo que puede oscilar entre 5 y 25 años. "No se lo esperaba. No estaba preparado", dijo su abogada. De hecho, Weinstein contrató a un "asesor de presos" antes de ser declarado culpable para que le ayudara a prepararse para un posible ingreso carcelario. 

El final no ha sido del gusto de algunos. "Aquí está la pregunta que debería perseguir a todos los estadounidenses, especialmente a los poderosos: ¿adónde vamos en este país para encontrar una justicia imparcial? Este es un día muy triste", dijo a través de su portavoz el actor y humorista Bill Cosby, que también ha dado con sus huesos en prisión por violar y abusar sistemáticamente de las mujeres en su órbita.

Etiquetas
Comentarios