Despliega el menú
Internacional

Un padre sirio finge ante su hija que las bombas son un juego para protegerla

Abdulla le ha enseñado a Salwa, de 4 años, a reírse de las bombas a base de jugar a ‘bomba o avión’. De este modo ha logrado transformar el miedo en sonrisa.

Captura del vídeo del padre sirio y su hija.

Un padre y su hija juegan a ‘bomba o avión’. Es el ardid desesperado al que un padre sirio recurre con su hija de 4 años. Abdullah le ha enseñado a Salwa a reírse de la bombas y ha logrado su objetivo: transformar el miedo en sonrisa. 

En las imágenes, grabadas en formato selfie y del que se hace eco el diario 20minutos, se ve al hombre jugando con su hija y riendo ante el impacto de una bomba, similar al modo en que Guido oculta la realidad de un campo de concentración nazi a su hijo Giosuè en la película 'La vida es bella', dirigida y protagonizada por Roberto Benigni.

En realidad, Abdullah y su hija se vieron obligados a huir con el resto de la familia desde Sarakib a Sarmada ante los bombardeos del régimen sirio y sus aliados. "Los niños están teniendo crisis psicológicas por los bombardeos. Intento que los vean como motivo de felicidad y no de miedo", explicó Abdullah a la agencia turca Anadolu. 

La realidad que hay fuera es dramática. En el noroeste de Siria la violencia es indiscriminada y los niños son quienes más sufren. Desde que la guerra comenzó se calcula que han muerto 20.000 menores. Los que sobreviven lo hacen con secuelas psicológicas irreversibles.

Etiquetas
Comentarios