Despliega el menú
Internacional

sanidad

El nuevo coronavirus podría haberse transmitido por el comercio ilegal de animales salvajes

Este virus ha matado en China a 17 personas y se han identificado ya más de 470 pacientes portadores en todo el país.

Personal de un aeropuerto internacional de Indonesia mide la temperatura a los pasajeros que llegan que llegan
Personal de un aeropuerto internacional de Indonesia mide la temperatura a los pasajeros que llegan que llegan
EFE

El nuevo tipo de coronavirus que ha matado a 17 personas e infectado a cientos puede haberse transmitido durante el comercio ilegal de animales salvajes, según han apuntado científicos en China, a medida que varios países aumentaban los controles sanitarios en las fronteras para protegerse de la enfermedad. Se han identificado ya más de 470 pacientes portadores del virus en todo el país.

Gao Fu, director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China y miembro de la Academia China de Ciencias, ha explicado a los periodistas que se cree que el virus se originó en un mercado de Wuhan, en el centro de China, desde donde mutó y se hizo transmisible de persona a persona. "Por lo que sabemos, la fuente fue los animales salvajes que se venden en el mercado de mariscos -ha precisado Gao-. El virus de este animal salvaje está mutando gradualmente".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra ha convocado para este miércoles una reuniónpara determinar si el brote del nuevo virus constituye una emergencia sanitaria de interés internacional.

El virus también se ha propagado en la región de Asia Oriental, y Estados Unidos informó el martes sobre su primer paciente portador de la enfermedad: un ciudadano estadounidense que había visitado Wuhan. Macao confirmó su primer caso, sumándose a las infecciones detectadas en Taiwán, Filipinas, Tailandia, Japón y Corea del Sur.

Corea del Norte ha cerrado temporalmente su frontera a todos los turistas extranjeros en respuesta al brote, según una agencia de viajes que opera en el país.

Rusia ha anunciado asimismo que ha aumentado los controles sanitarios en todos sus puestos fronterizos, no sólo con China, debido a los temores sobre el virus. Mientras tanto, Gran Bretaña ha anunciado que también está aumentando la vigilancia de todos los vuelos directos desde China.

Un turista de 39 años de Wuhan dio positivo para el virus el miércoles en Hong Kong, según el departamento de salud de la ciudad. El hombre fue llevado al hospital el martes por la noche cuando los escáneres de temperatura en el cruce fronterizo de Hong Kong en la estación de trenes de alta velocidad de Kowloon indicaron que tenía fiebre. La secretaria de salud, Sophia Chan, dijo que tanto el hotel como la estación de tren habían sido suficientemente desinfectados.

El nuevo coronavirus pertenece a la misma familia de virus que causó el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), una enfermedad que mató a 800 personas en todo el mundo en una pandemia de 2002-03 que también comenzó en China.

Se cree que el coronavirus del SARS fue transmitido por la civeta, un tipo de animal salvaje que se considera un manjar en algunas partes de China, si bien las autoridades no han precisado de qué animal sospechaban que procede el nuevo virus.

Los temores sobre la propagación de la enfermedad son cada vez mayores, ya que millones de personas están viajando a sus ciudades natales esta semana para celebrar el Año Nuevo Lunar, que cae el sábado.

Las mascarillas se agotaron rápidamente en las principales ciudades chinas el miércoles, después de que las autoridades chinas anunciaran a principios de la semana que el coronavirus era transmisible de persona a persona. Entre tanto, las autoridades están pidiendo a la gente que evite viajar a Wuhan -una ciudad con una población estimada de unos 11 millones de personas- si es posible.

El martes en la ciudad se intalaron termómetros infrarrojos en los aeropuertos, estaciones de tren y de autobús y que estaba desinfectando diariamente los vehículos de transporte público.

El presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen, ha instado este miércoles al gobierno chino a ser transparente en el intercambio de información sobre la neumonía de Wuhan. "Las preocupaciones políticas no deben anular la salvaguarda de la vida humana", ha apuntado Tsai.  

Etiquetas
Comentarios