Despliega el menú
Internacional

sociedad

La primera dama de Brasil se somete a una operación de cirugía estética

Michel Bolsonaro se ha operado del pecho, para cambiar las prótesis, y del abdomen.

Michelle Bolsonaro junto a su marido
Michelle Bolsonaro junto a su marido
Reuters

La primera dama de Brasil, Michelle Bolsonaro, se sometió este jueves a una operación de cirugía estética en el pecho, para cambiar las prótesis, y en el abdomen, en un hospital privado de Brasilia, informaron fuentes oficiales y médicas.

"La primera dama, Michelle Bolsonaro, pasó por un procedimiento quirúrgico estético", confirmaron fuentes de la Presidencia de Brasil.

El equipo médico del hospital DF Star, donde está internada Michelle Bolsonaro, informó de que el procedimiento consistió en el "cambio de la prótesis mamaria" relacionado con el "encapsulamiento" y el "cierre de diástasis abdominal" debido a "dos embarazos".

"El procedimiento fue exitoso y la paciente está bien. La previsión es que reciba el alta en las próximas 48 horas", añade el comunicado que divulgó la exclusiva clínica, que pertenece al grupo privado Red D'Or Sao Luiz.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, visitó en la noche de este jueves a su esposa y a la salida del hospital comentó a los periodistas que ella se encontraba "bien", con "buen humor" y sin dolores.

Por su parte, el médico Régis Ramos explicó que la cirugía fue para cambiar las prótesis de silicona de los pechos y realizar una serie de correcciones con objeto de aproximar el músculo del abdomen y tratar una hernia umbilical. Ramos destacó además que la operación se prolongó durante cuatro horas y media y que se resolvió con "bastante éxito".

Bolsonaro informó además de que en febrero él tendrá que someterse a nuevos exámenes médicos por causa de una "dilatación" en la región abdominal, donde en el último año y medio ha sufrido cuatro operaciones como consecuencia de la puñalada que recibió en septiembre de 2018 durante un mitin electoral.

La semana pasada, el mandatario brasileño viajó a una base de la Marina en Aratu, en el estado de Bahía (nordeste), para aprovechar unos días de descanso, aunque lo hizo sin su esposa por causa de esa operación.

El líder ultraderechista tenía previsto pasar las fiestas de Año Nuevo en ese lugar, pero anticipó su regreso a Brasilia para recibir 2020 con su familia en el Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasilia.

Una de las últimas apariciones públicas de Michelle Bolsonaro fue en el tradicional mensaje de Navidad del jefe de Estado, emitido por radio y televisión el pasado 24 de diciembre.

Vestida con una camiseta en la que se podía leer la palabra "Jesús", la primera dama deseó "una Navidad bendecida" y un "feliz 2020" a todos los brasileños. "Que podamos juntos, con mucho amor y dedicación, construir un Brasil mejor: más justo, más incluyente y más solidario para todos", resaltó.

Jair Bolsonaro, capitán del Ejército en la reserva, completó en la víspera un año en el poder, tras su victoria en las elecciones de octubre de 2018, en las que se impuso al candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad.

Etiquetas
Comentarios