Despliega el menú
Internacional

El Senado de Francia quiere prohibir que las mujeres lleven velo en salidas escolares

La Cámara alta, con mayoría del partido conservador Los Republicanos, adopta una proposición de ley con pocas posibilidades de prosperar por la oposición del Gobierno y de la mayoría presidencial.

Schoolgirls with Islamic headscarves study in the private catholic school of Saint Mauront in Marseille January 14, 2004. French government planned to submit to parliament a draft law banning religious symbols such as Islamic headscarves in state schools, despite protest from Muslims in France and around the world. REUTERS/Jean-Paul Pelissier FRANCE
Una alumna con velo en un colegio privado católico de Marsella
JEAN-PAUL PELISSIER

El Senado francés, con mayoría del partido conservador Los Republicanos (LR), adoptó este martes una proposición de ley, con pocas posibilidades de prosperar por la oposición del Gobierno y de la mayoría presidencial, para prohibir el velo y cualquier tipo de símbolo religioso en las salidas escolares.

El texto aprobado en la Cámara alta, que debe ahora continuar su tramitación en una Asamblea Nacional donde tiene mayoría La República en Marcha (LREM) del presidente, Emmanuel Macron, pretende ampliar el veto al velo islámico que ya se aplica a los alumnos y al personal de los centros escolares a las madres y otras acompañantes en excursiones o en actividades educativas.

En concreto, la proposición de ley promovida por LR extiende la prohibición en vigor desde 2004 de los símbolos religiosos ostentosos en la escuela "a las personas que participan, también en salidas escolares, en actividades vinculadas a la enseñanza dentro o fuera de los centros" cuando estén organizadas por estos.

Aunque la propuesta votada por 163 senadores a favor y 114 en contra habla en general de los símbolos religiosos, se entiende que las principales afectadas serían las madres musulmanas que lleven velo.

Este debate político llega en un momento de tensión por el ataque protagonizado este lunes por un excandidato del Frente Nacional a una mezquita en Bayona, donde dejó dos heridos graves de bala, pero también por el rechazo de un consejero regional de la ultraderecha a dejar hablar en una sesión de la Asamblea Parlamentaria de Borgoña a una mujer con velo.

La proposición presentada por los conservadores Max Brisson y Jacqueline Eustache-Brinio (LR), fue cuestionada en primer lugar por el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, quien se opuso al considerar la idea "contraproducente".

"Yendo más allá de lo necesario, la ley sería contraproducente porque enviaría un mensaje de desavenencia a las familias. Lo que queremos es acercar las familias a las escuelas y es la mejor oportunidad para que tenga éxito el proyecto republicano", declaró el ministro este martes.

Los senadores de la izquierda calificaron el texto de "estigmatizador".

Brisson, por su parte, consideró que el debate es importante "siempre que se ciña al entorno escolar", mientras que el senador independiente Jean-Louis Masson instó directamente a zanjar en su conjunto "la problemática del comunitarismo musulmán"

Etiquetas
Comentarios