Despliega el menú
Internacional

Drones de rebeldes hutíes del Yemen incendian dos refinerías en Arabia Saudí

El príncipe heredero saudí dice a Trump que tiene capacidad de responder al ataque, dirigido contra las dos principales instalaciones petroleras del país, propiedad del millonario grupo Aramco.

Columna de humo negro tras el ataque

Columnas de humo salen de una de las instalaciones atacadas, la de Abqaiq
Reuters

Los rebeldes hutíes del Yemen lanzaron un ataque con diez aviones no tripulados contra las dos principales instalaciones petroleras de Arabia Saudí, del grupo Aramco, en el este de ese país árabe, donde causaron sendos incendios que fueron controlados, según relataron fuentes rebeldes y de Riad, aunque se teme un parón de la producción. El príncipe saudí Mohamed bin Salman comunicó horas después al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que tiene capacidad para responder.

El portavoz militar hutí, Yahya Sarea, informó en un comunicado que las instalaciones atacadas en la mañana de ayer se ubican en las áreas saudíes de Abqaiq y Khurais y precisó que los impactos de los diez drones fueron "precisos y directos". En Abqaiq se encuentra la mayor planta de procesamiento de crudo del mundo. Por allí pasan dos tercios de los diez millones de barriles que produce cada día. Mientras que en Khurais se halla el segundo mayor depósito petrolífero de esa empresa pública, que está acelerando sus planes para salir a bolsa. En declaraciones a la cadena de televisión Al Masirá, su portavoz militar indicó que el grupo armado desplegó diez drones en el ataque y prometió que ampliarán el radio de los mismos dentro de territorio saudí.

"Los dos incendios han sido controlados y contenidos y las autoridades pertinentes ya han iniciado una investigación", precisó el Ministerio del Interior saudí en un comunicado. Una de las instalaciones atacadas se encuentra en Abqaiq, cerca de Damman, en la Provincia Oriental, mientras que la otra está en el yacimiento petrolero de Hijrat Jurais, según la cadena de televisión Al Arabiya.

En línea con su retórica habitual, Sarea justificó los ataques como una respuesta «legítima» a las agresiones de los últimos cinco años contra Yemen, donde Riad lidera una coalición militar en favor del Gobierno reconocido internacionalmente. "Prometemos al régimen saudí que nuestras operaciones futuras se expandirán más y más y serán más dolorosas que antes mientras continúen las agresiones y el asedio", concluyó el portavoz militar de los rebeldes.

Por otro lado, una fuente del Ministerio de Interior saudí confirmó que los equipos encargados de la seguridad de Aramco habían extinguido dos fuegos causados por aviones no tripulados en el este del país. Ambos incendios fueron ya controlados y se ha puesto en marcha una investigación para esclarecer los detalles del incidente.

Los rebeldes han llevado a cabo en los últimos meses ataques con cohetes y drones en suelo saudí en respuesta a la participación de Arabia Saudí en la coalición militar que apoya al Gobierno yemení desde marzo de 2015. La ofensiva de ayer resultó ser el segundo ataque de envergadura de los yemeníes en menos de un mes contra instalaciones de Aramco, al que las agencias crediticias Moody’s y Fitch consideran la empresa con más ganancias del mundo, con un beneficio neto que estimaron en 111.100 millones de dólares (unos 100.152 millones de euros) en 2018.

Los ataques con drones a aeropuertos y objetivos militares y petroleros saudíes son comunes desde las filas rebeldes, y en las últimas semanas se han producido casi diariamente. En agosto los hutíes lanzaron un ataque con drones contra el yacimiento de petróleo y gas Shaybah de Arabia Saudí que la coalición árabe respondió con ataques contra las posiciones de los hutíes en el norte de Yemen.

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, afirmó durante una conversación telefónica con el presidente de EE.UU., Donald Trump, que su país tiene la «voluntad y capacidad» para afrontar el ataque.

Según un comunicado del Ministerio de Exteriores saudí difundido en su cuenta de Twitter, el príncipe le trasladó a Trump que cuentan con "la voluntad y la capacidad para afrontar y tratar esta agresión terrorista". Por su parte, el dirigente estadounidense se mostró dispuesto a colaborar con Riad en "todo" aquello que ayude a su seguridad y estabilidad, al tiempo que confirmó el impacto de los ataques.

Etiquetas
Comentarios