Despliega el menú
Internacional

BREXIT

Isabel II ordena la suspensión del parlamento británico tras la solicitud de Boris Johnson

Los detractores del 'brexit' duro se quedan sin apenas margen para tumbar al primer ministro.

Boris Johnson, nuevo primer ministro del Reino Unido, saluda a la reina Isabel II de Inglaterra.
Boris Johnson, nuevo primer ministro del Reino Unido, saluda a la reina Isabel II de Inglaterra.
Reuters

La reina Isabel II ha firmado este miércoles la orden por la que autoriza la suspensión del Parlamento solicitada por el primer ministro, Boris Johnson, hasta el 14 de octubre y que ha sido vista por la oposición como un intento por impedirles que traten de bloquear un 'brexit' sin acuerdo.

Según ha informado el consejo de asesores de la soberana -el Privy Council-, la sesión parlamentaria deberá suspenderse "no antes del lunes 9 de septiembre y no más tarde del jueves 12 de septiembre". La suspensión, ha precisado el órgano asesor en un comunicado, se mantendrá hasta el 14 de octubre.

La ratificación de Isabel II es un mero trámite en un país donde la monarca apenas tiene margen de maniobra política, a pesar de que varios líderes de la oposición política, entre ellos el laborista Jeremy Corbyn, han solicitado verse con la reina para expresarle sus preocupaciones sobre este espinoso asunto.

La suspensión solicitada por Johnson viene motivada por el hecho de que el Gobierno prevé que el discurso de la reina, en el que expondrá su programa y planes para el país, se celebre el 14 de octubre. La apertura de una nueva sesión parlamentaria no representa nada inusual de no ser por el momento político elegido por el actual primer ministro. 

Sin margen

La decisión deja a la oposición sin apenas margen de maniobra para impedir un 'brexit' sin acuerdo, como está decidido a realizar el primer ministro a menos que consiga un nuevo acuerdo con la UE. El Parlamento reanuda su actividad el 3 de septiembre y estará abierto alrededor de una semana, plazo en el que los detractores de un 'brexit' duro estarían obligados a lanzar su definitivo intento para frenar a Johnson.

La opción que la oposición ha venido barajando en estas últimas semanas es la presentación de una moción de censura, algo que Corbyn ya había propuesto lanzar en cuanto tuviese los números suficientes para que saliese adelante. Si hay un candidato alternativo a ocupar la jefatura del Gobierno, este tomaría posesión inmediatamente, pero si no hay ningún aspirante claro, Johnson seguiría en el cargo y estaría obligado a someterse a una nueva votación en 14 días.

En caso de que, pasado ese periodo, Johnson siguiese sin lograr la confianza de la Cámara de los Comunes, se convocarían elecciones anticipadas, una cuestión compleja también en cuanto a tiempos porque podría darse la circunstancia de que el Parlamento estuviese disuelto en la fecha del 'brexit' y que se produjese una salida automática de Reino Unido si no se prorroga el plazo actual.

El ex primer ministro John Major también ha planteado en alguna ocasión llevar el asunto ante los tribunales, aunque este miércoles se ha limitado a decir que busca "asesoramiento legal" respecto a las posibles salidas. "No tengo duda de que el motivo del primer ministro al buscar la suspensión es saltarse a un Parlamento soberano que se opone a sus políticas", ha criticado en un comunicado a la BBC.

Etiquetas
Comentarios