Despliega el menú
Internacional

El Tribunal de Varsovia prohibe a un semanario repartir pegatinas homófobas

'Gaceta Polska' regalaba con su última edición unas pegatinas con una gran cruz negra sobre un arcoíris y con el mensaje el mensaje "ésta es una zona libre de LGBT".

Una bandera arcoíris, símbolo del colectivo LGTB.
Una bandera arcoíris, símbolo del colectivo LGTB.

El Tribunal Regional de Varsovia ordenó al semanario 'Gazeta Polska' la retirada provisional de unos adhesivos homófobos con el mensaje "Ésta es una zona libre de LGBT", que acompañan a su edición de esta semana y que habían generado una ola de críticas en este país.

Este semanario regalaba con su última edición unas pegatinas con una gran cruz negra sobre un arcoíris, símbolo del movimiento LGBT, y el mensaje "Ésta es una zona libre de LGBT".

"El tribunal ordenó la retirada provisional de las pegatinas al aceptar la demanda interpuesta por un activista LGBT", explicó este viernes a Efe Cecylia Jakubczak, portavoz de KPH, organización en favor de los derechos LGBT.

Este activista había denunciado los adhesivos al considerar que vulneran su derecho a ejercer libremente su orientación sexual.

La campaña homófoba de 'Gazeta Polska' había recibido una oleada de críticas, entre ellas la de la embajadora de Estados Unidos en Polonia, que dice estar "decepcionada por tanta intolerancia".

Entre las críticas destacan la del activista gay y líder del partido Primavera, Robert Biedron, quien los calificó de "escándalo", y subrayó el hecho de que el semanario mantiene una línea editorial muy afín al Gobierno polaco del partido Ley y Justicia (PiS).

Varios comercios y grandes redes comerciales, como la distribuidora de libros y música 'Empik' o la red de gasolineras 'BP' ya habían anunciado que no distribuirían la edición semanal de 'Gazeta Polska' al no estar de acuerdo con su línea editorial homófoba.

"La situación del colectivo LGBT en Polonia es sin duda dramática, no contamos con igualdad de derechos, las parejas no pueden acceder a un sistema de unión de hecho, y ni qué hablar de matrimonio, mientras que el código penal no protege al colectivo de forma apropiada", recuerda Jakubczak.

Jakubczak lamenta la homofobia que impera entre algunos sectores de la sociedad polaca, azuzada desde el Gobierno polaco, denuncia, y pone como ejemplo los actos violentos que tuvieron lugar el pasado sábado en la localidad de Bialystok (este de Polonia), donde un grupo de ultras intentó reventar la Marcha del Orgullo.

La contramanifestación ultra en Bialystok, una ciudad de cerca de 300.000 habitantes, trató primero de impedir la marcha LGBT y quemó banderas arcoíris al grito de "¡No a la sodomía en Polonia!". Posteriormente, varios grupos lanzaron piedras y botellas a la policía.

Colectivos en defensa de los derechos LGBT en Polonia, como KPH, han denunciado en reiteradas ocasiones los ataques contra este colectivo en este país, y han denunciado que las políticas del Gobierno del PiS promueven la discriminación.

Etiquetas
Comentarios