Internacional

El colectivo LGBT ruso denuncia el registro en la casa de una pareja gay con niños

Las diligencias se llevaron a cabo contra los trabajadores sociales que permitieron la adopción de los niños por una pareja gay, algo prohibido por la legislación de este país.

"La homosexualidad no es una enfermedad. No requiere tratamiento y no puede cambiarse", señala la Asociación Estadounidense de Psicólogos
Rusia aprobó en 2013 una controvertida ley que prohíbe la propaganda de la homosexualidad y que ha sido criticada por numerosas organizaciones de derechos humanos.

La vivienda de una pareja homosexual rusa que tiene en adopción a dos niños desde 2010 fue registrada en su ausencia, denunció este viernes el grupo LGBT moscovita Stímul.

Las diligencias se llevaron a cabo en el marco de un caso penal, abierto esta semana por el Comité de Instrucción ruso contra los trabajadores sociales que permitieron la adopción de los niños por una pareja gay, algo prohibido por la legislación de este país.

"Las fuerzas de seguridad privaron a los hombres del derecho de estar presentes durante el registro y contar con los servicios de un abogado", denuncia el colectivo en un comunicado publicado en su web.

Según la organización, la pareja había informado previamente a la policía de que se encontraban de vacaciones con los niños y no fue avisada de los planes de los órganos de seguridad de registrar su casa. "Se enteraron después por sus vecinos", señaló Stimul.

Los activistas denunciaron también que en el marco del proceso penal fue interrogado el padre de uno de uno de miembros de la pareja gay.

Según informó previamente el Departamento de Protección Social de la capital rusa, sus empleados no tenían conocimiento de que los niños dados en adopción eran criados por una pareja del mismo sexo.

La entidad aseguró que las inspecciones realizadas tras la adopción establecieron que el progenitor cumplía con sus obligaciones íntegramente.

Rusia aprobó en 2013 una controvertida ley que prohíbe la propaganda de la homosexualidad y que ha sido criticada por numerosas organizaciones de derechos humanos.

Etiquetas
Comentarios