Internacional

estados unidos

Trump asegura que iniciará "en breve" redadas contra migrantes indocumentados

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, según sus siglas en inglés) señaló el mes pasado que las redadas se concentrarían en indocumentados que hayan llegado recientemente a Estados Unidos.

Trump y Melania viendo los fuegos artificiales del 4 de julio
Trump y Melania viendo los fuegos artificiales del 4 de julio
Efe

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este viernes que las redadas para detener y deportar a un gran número de migrantes indocumentados que vive en el país comenzarán "en breve", mientras que activistas que apoyan a los migrantes prometieron que sus comunidades estarán "listas" cuando lleguen los agentes.

Trump, quien ha hecho de su línea dura contra la inmigración ilegal un asunto central de su presidencia y su campaña para las elecciones que se celebrarán en 2020, pospuso la operación en junio después de que la fecha propuesta se filtrara en la prensa, pero el lunes afirmó que las redadas se realizarían después de las fiestas del 4 de julio por el Día de la Independencia.

"Comenzarán en breve, pero no las llamo redadas, estamos sacando a personas, todas esas personas que durante años han venido de forma ilegal", ha afirmado este viernes en la Casa Blanca.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, según sus siglas en inglés) señaló el mes pasado que las redadas se concentrarían en indocumentados que hayan llegado recientemente a Estados Unidos, para desalentar a las familias centroamericanas que llegan en gran número a la frontera suroeste del país.

El ICE ha subrayado en un comunicado que su objetivo es detener a las personas con antecedentes penales, pero cualquier inmigrante que se encuentre en violación de las leyes estadounidenses está sujeto a ser detenido.

Documentos gubernamentales publicados esta semana por grupos de defensa de los derechos de los inmigrantes mostraron que algunas redadas anteriores del ICE registraron más arrestos colaterales que detenciones de los indocumentados a los que apuntaban.

Los grupos de activistas aseguran que esta amenaza general e inminente contra los indocumentados es perjudicial para las comunidades y la economía de Estados Unidos, ya que obliga a los adultos a faltar al trabajo y a los niños a faltar a la escuela por temor a que puedan ser detenidos y separados.

"Tenemos que estar listos, no solo cuando Trump lo anuncie, porque hay arrestos todos los días y han aumentado", ha manifestado Elsa López, organizadora del grupo de derechos de los trabajadores e inmigrantes Somos Un Pueblo Unido, de Nuevo México.

Los congresistas demócratas visitaron el lunes una instalación de la Patrulla Fronteriza en El Paso, en el estado norteamericano de Texas, y afirmaron que los migrantes estaban retenidos en condiciones "horribles", y se les pidió a las mujeres que bebieran de un inodoro.

El agente jefe de la Patrulla Fronteriza, Roy Villareal, publicó un vídeo que muestra el agua dulce disponible de una nevera y un grifo en una celda en un centro de procesamiento de migrantes en Tucson, Arizona.

"No estamos obligando a los inmigrantes a beber del inodoro", subrayó Villareal, jefe de un área que en mayo detuvo a casi seis veces menos personas que el sector de El Paso, un tramo de frontera que ha sido el más afectado por la oleada de inmigrantes. 

Etiquetas
Comentarios