Internacional

Orban dice que una presidencia socialista de CE sería "humillante"

En una carta enviada al presidente del PPE, Joseph Daul, el dirigente húngaro afirma que Francia y Alemania han llegado a un acuerdo para el reparto de altos cargos de la Unión Europea.

Viktor Orban, primer ministro de Hungría.
Viktor Orban, primer ministro de Hungría.
Efe

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, consideró este domingo que sería "humillante" que el Partido Popular Europeo (PPE), vencedor de los comicios europeos, acepte un acuerdo que otorgue la presidencia de la Comisión Europea (CE) al candidato de la familia socialista, Frans Timmermans.

En una carta enviada al presidente del PPE, Joseph Daul, el dirigente húngaro afirma que Francia y Alemania han llegado a un acuerdo para el reparto de altos cargos de la Unión Europea (UE) que prevé que el candidato socialista, el holandés Frans Timmermans, se convierta en nuevo presidente del Ejecutivo comunitario.

Orbán, cuyo partido -Fidesz- ha sido temporalmente suspendido como miembro del PPE, afirma en su misiva que "el apoyo a este acuerdo por parte del PPE sería un grave error, incluso histórico" y "significaría que un partido político que ha ganado unas elecciones cedería la posición ganadora por la que ha luchado".

"En primer lugar y ante todo, eso es humillante", escribe el primer ministro húngaro en la misiva, publicada en la red social Twitter por su ministra de Asuntos Europeos, Judit Varga.

Añade que además "minaría completamente la autoridad y dignidad (del PPE) en la política internacional" y sería un "serio golpe al prestigio del Partido Popular Europeo" a ojos de sus votantes.

"¿Por qué apoyamos a los partidos nacionales miembros del PPE en las elecciones europeas y damos la posición más importante a nuestro mayor rival? Esto llevará a nuestra propia autodestrucción", insistió Orbán.

El primer ministro húngaro pidió a Daul evitar tal "situación de derrota" y afirmó que consultará sobre la situación a otros miembros de la familia popular.

Hungría, al igual que el resto de miembros del grupo de Visegrado (Polonia, República Checa y Eslovaquia) se han opuesto desde el inicio del proceso a dar el cargo a Timmermans, quien como vicepresidente primero de la actual Comisión ha encabezado durante la legislatura las advertencias a Budapest y Varsovia por sus problemas con el Estado de derecho.

Según Orbán, el acuerdo forjado entre Alemania y París será presentado esta noche al resto de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea durante la cumbre extraordinaria que celebran en Bruselas para cerrar el reparto institucional.

Fuentes del Consejo Europeo habían confirmado horas antes que el presidente de la institución, Donald Tusk, presentará esta noche un acuerdo que prevé dar la presidencia de la Comisión a los socialistas y que habría sido impulsada por Alemania, Francia, España y Holanda.

Por su parte, a la llegada a la cumbre, el presidente del Gobierno de la República Checa, Andrej Babis, también se opuso a la nominación de Timmermans.

"Me temo que esta persona no es realmente la adecuada para reunir a Europa", señaló ante la prensa Babis, quien dijo del actual vicepresidente primero de la CE que no ha sido "muy positivo" para los países del este.

El presidente checo agregó que se necesita "equilibrio regional" en los nombramientos.

"Y también me pregunto ¿dónde están las mujeres?. Necesitamos mujeres", declaró Babis, pese a que su Gobierno cuenta solo con un 26 % de féminas.

Etiquetas
Comentarios