Despliega el menú
Internacional

La mujer y los tres niños muertos en la frontera de EE.UU. y México son guatemaltecos

Los datos preliminares que maneja la Cancillería suponen que murieron en su intento por cruzar la frontera hacia Estados Unidos cuando "se extraviaron y a causa de las altas temperaturas y la falta de agua no lograron sobrevivir".

Inmigrantes en la frontera mexicana de Texas
Inmigrantes en la frontera mexicana de Texas
Reuters

El Gobierno de Guatemala confirmó este lunes que los cadáveres de tres niños y una mujer hallados en Texas (EE.UU.) cerca de la frontera con México son de nacionalidad guatemalteca.

"El Gobierno de Guatemala informa sobre el lamentable fallecimiento de cuatro guatemaltecos en el exterior", indicó su Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Agregó que los cuerpos sin vida fueron hallados en las cercanías del Río Bravo y de los Matorrales de Anzalduas, en la ciudad texana de Mission.

Los datos preliminares que maneja la Cancillería suponen que la mujer y los tres niños murieron en su intento por cruzar la frontera hacia Estados Unidos cuando "se extraviaron y a causa de las altas temperaturas y la falta de agua no lograron sobrevivir".

En este grupo iban "otras dos mujeres", que no fueron identificadas, "detenidas por las autoridades" y "remitidas a un hospital para recibir asistencia médica y lograr su estabilización", según la misma fuente.

La portavoz de la Cancillería, Marta Larra, dijo a EFE que los fallecidos son originarios del departamento de Retalhuleu y que se investiga si la mujer fallecida es madre de uno de los pequeños.

Después de conocerse la noticia, el titular de la Procuraduría de los Derechos Humanos del país centroamericano, Jordán Rodas, expresó sus condolencias a las familias de los niños, "menores de tres años", y de la joven fallecida, de quienes aún no han dado a conocer sus nombres las autoridades de migración guatemaltecas.

Además de lamentar la tragedia, pidió al Estado de Guatemala tener "un papel más activo" para que se restituyan los derechos de las personas migrantes que son retenidas por autoridades estadounidenses y brindar un acompañamiento oportuno a ciudadanos que buscan a familiares que han emigrado hacia Estados Unidos.

El alguacil del condado texano de Hidalgo, Eddi Guerra, había informado este lunes del hallazgo de los tres inmigrantes indocumentados, a los que identificó como una mujer de unos 20 años, dos bebés y otro niño pequeño.

Durante el fin de semana se emitió en esa zona una alerta por altas temperaturas, que en algunos puntos llegaron hasta los 45 grados centígrados.

Miles de migrantes de Honduras, El Salvador y Guatemala, pero también de Cuba, Haití y diversos países africanos y asiáticos, han ingresado desde octubre a México en varias caravanas a través de la frontera sur.

Ante el aumento del número de migrantes irregulares y de solicitantes de asilo que llegan a Estados Unidos, el presidente de ese país, Donald Trump, amenazó el 30 de mayo pasado con imponer aranceles a todas las importaciones mexicanas.

El 7 de junio trascendió un acuerdo bilateral que prevé el envío de 6.000 efectivos de la Guardia Nacional de México a la frontera con Guatemala, entre otras medidas para contener la migración, y a cambio Estados Unidos retiró la amenaza de los aranceles.

Este lunes, el Gobierno de México anunció el despliegue de más de 20.000 efectivos, entre militares, marinos y miembros de la Guardia Nacional, en las fronteras norte y sur de su país.

Etiquetas
Comentarios