Despliega el menú
Internacional

El Supremo de EE.UU. no admite la idea de Trump de eliminar el amparo migratorio de jóvenes

Este martes se votará un proyecto de ley que pretende otorgar a los beneficiarios de DACA el Estatus de Protección Temporal (TPS) y la Partida Forzada Diferida (DED), una vía para acceder a la ciudadanía.

Trump viaja a Londres en medio de la polémica con su alcalde.
Trump decidió eliminar el 5 de septiembre de 2017 el programa DACA, promulgado por Obama y que protegía de la deportación a 690.000 jóvenes indocumentados llegados al país siendo niños.
Efe/Reuters

El Tribunal Supremo de Estados Unidos rechazó este lunes valorar por el momento la intención del presidente Donald Trump de eliminar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), promulgado por el anterior mandatario, Barack Obama (2009-2017).

Esta decisión significa otro revés para la Administración de Trump después de que varios tribunales inferiores hayan emitido medidas cautelares para bloquear los intentos del Gobierno de acabar con el programa DACA, que protege a miles de jóvenes indocumentados de la deportación.

No obstante, la orden de este lunes no impide la posibilidad de que los jueces admitan a trámite esta cuestión en el futuro, aunque según los expertos es improbable que esto suceda antes de que todos los tribunales de menor instancia que tienen casos relacionados dictaminen sus sentencias al respecto.

Trump decidió eliminar el 5 de septiembre de 2017 el programa DACA, promulgado por Obama y que protegía de la deportación a 690.000 jóvenes indocumentados llegados al país siendo niños.

El mandatario dio entonces hasta el 5 de marzo del año siguiente para que el Congreso encontrase una solución a esta situación de desamparo legal, una fecha límite que fue noqueada por decisiones de cortes menores.

Estos tribunales acordaron y emitieron medidas cautelares a nivel nacional que permitieron que continuaran las renovaciones de DACA, una decisión que el Departamento de Justicia apeló ante el Tribunal Supremo, que no se había pronunciado hasta ahora.

Paralelamente a la batalla judicial del Gobierno de Trump, la Cámara de Representantes de EEUU votará este martes un proyecto de ley que pretende otorgar a los beneficiarios de DACA el Estatus de Protección Temporal (TPS) y la Partida Forzada Diferida (DED), una vía para acceder a la ciudadanía.

La medida será previsiblemente aprobada en la Cámara baja, donde los demócratas cuentan con la mayoría, pero se espera que tenga más dificultad de ser ratificada en un Senado controlado por los republicanos.

El programa TPS fue creado en 1990 y a través de él EEUU concede permisos de forma extraordinaria a los ciudadanos de naciones afectadas por conflictos bélicos o desastres naturales.

DED es similar al TPS y permite aplazar la deportación de personas que podrían correr peligro si son enviadas a los países donde hay inestabilidad política o desastres naturales.

Etiquetas
Comentarios