Internacional

Trump a López Obrador: "Debe recuperar el país de los carteles de narcos"

El presidente estadounidense anunció una subida gradual en los aranceles a México hasta el 25% si el país no cesa la migración. 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
Efe

El presidente estadounidense, Donald Trump, hizo caso omiso a las llamadas al diálogo de su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, al insistir que "es hora" de que el vecino del sur actúe para frenar el flujo migratorio y "recupere" el país de las manos de "los narcotraficantes".

"Para que no paguen aranceles, si comienzan a subir, las empresas abandonarán México, que se ha llevado el 30% de nuestra industria automotriz, y volverán a EE. UU. México debe recuperar su país de los capos y carteles narcotraficantes", escribió Trump en su cuenta de la red social Twitter.

"¡Los aranceles tratan de detener las drogas así como a los (inmigrantes) ilegales!", subrayó.

Con estas declaraciones, el mandatario hizo oídos sordos a la carta enviada por López Obrador anoche, en la que instaba al diálogo.

Esta mañana, López Obrador reiteró que México no caerá en "ninguna provocación" y que no se contestará "a la desesperada" ante esta decisión que tendría consecuencias sobre la economía mexicana.

Trump anunció este jueves la imposición de aranceles del 5% a partir del 10 de junio sobre todos los productos mexicanos, si el país vecino no frena la migración.

En un comunicado difundido posteriormente por la Casa Blanca, el presidente marcó un calendario para la subida gradual de los gravámenes -hasta un 25%- si no cesa el flujo de migrantes irregulares desde México.

Para imponer estos aranceles, Trump invocó la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, una norma de 1977 que permite tomar este tipo de medidas para hacer frente a una emergencia nacional, como la que el mandatario proclamó en febrero en la frontera sur.

Con esta decisión, Trump aspira a que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador actúe en su frontera sur con Guatemala y en su país para impedir la llegada de migrantes centroamericanos a territorio estadounidense.

La frontera vive desde hace meses una situación de crisis por el creciente flujo de migrantes que la cruzan, en su mayoría familias centroamericanas solicitantes de asilo.

La inesperada medida sorprendió a los mercados, que registraban importantes caídas en la jornada de este viernes, así como el peso mexicano, y renovó la preocupación sobre las repercusiones negativas para la economía estadounidense.

Los economistas han advertido de que los aranceles a México tendrían un impacto mayor que los aplicados previamente a China, dada la especial imbricación de ambas partes.

"Es mucho más importante que con China porque toda la economía de la región norteamericana es como una gigante fábrica, con compuestos y partes que van y vienen a través de las fronteras, ensamblándose en diversos lugares. Así que si impones un arancel realmente acabas impactando a México, Canadá y EE. UU. a la vez", explicó a Efe Monica DeBolle, investigadora del Peterson Institute de Washington.

No obstante, DeBolle apuntó que a México no le va a quedar "más opción" que reaccionar con medidas similares e imponer aranceles a algunos productos estadounidenses, lo que, reconoció, también dañará a los consumidores mexicanos.

"Tiene capacidad de presión en algunos productos estadounidenses, porque hay algunos como el maíz que EE. UU. exporta casi en exclusiva a México, y México lo puede comprar de Argentina y Brasil", dijo la economista.

Las críticas a Trump también han llovido desde su propio partido republicano, con importantes legisladores en contra.

"La política comercial y la seguridad fronteriza son temas separados. Esto es un abuso de la autoridad arancelaria y en contra de los propósitos del Congreso", señaló Chuck Grassley, senador republicano y presidente del influyente Comité Financiero de la Cámara Alta.

"Apoyo casi todas las políticas de inmigración del presidente Trump, pero esta no es una de ellas", agregó Grassley.

A primera hora de la mañana, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, viajó a Washington, donde intentará buscar una solución al conflicto comercial.

"Que permanezca en la embajada de México en Estados Unidos y que busque con funcionarios del Gobierno de Estados Unidos comunicación e intercambios de puntos de vista, y que se llegue a un acuerdo", apuntó López Obrador.

Por el momento, sin embargo, no se ha confirmado con qué funcionarios de la Casa Blanca tiene previsto reunirse Ebrard durante su estancia en la capital estadounidense.

Etiquetas
Comentarios