Despliega el menú
Internacional

Mueller afirma que acusar formalmente a Trump por la trama rusa" no era una opción"

La normativa gubernamental de EE. UU. estipula que no se puede imputar al presidente por un delito federal mientras esté en el cargo, ya que es inconstitucional.

El fiscal especial Robert Mueller
El fiscal especial Robert Mueller
JIM BOURG

El fiscal especial Robert Mueller, que investigó la llamada "trama rusa" y su relación con la campaña electoral de Donald Trump, insistió en que la acusación formal contra el mandatario "no era un opción" dada la normativa del Departamento de Justicia.

"Acusar al presidente de un delito no fue una opción que pudiésemos considerar", indicó Mueller en una declaración en el Departamento de Justicia, en la que anunció que renunciaba a su puesto una vez terminada la investigación.

No obstante, agregó: "Si hubiésemos tenido confianza en que el presidente claramente no cometió un delito, lo habríamos dicho".

La normativa gubernamental estipula que no se puede imputar al presidente por un delito federal mientras esté en el cargo, ya que es inconstitucional.

Mueller, quien leyó un comunicado y no aceptó preguntas, compareció por primera vez públicamente para comentar la investigación de la trama rusa.

"Estoy hablando hoy porque nuestra investigación se ha completado. El fiscal general ha hecho el informe público en gran parte, estamos cerrando formalmente la oficina del fiscal especial y, asimismo, estoy dejando al Departamento de Justicia", remarcó.

Además, Mueller dijo que no cree que sea "apropiado" declarar ante el Comité Judicial de la Cámara Baja de EE.UU., una idea que los demócratas habían insistido desde que el fiscal general, William Barr, entregase un documento resumido de cuatro páginas al Congreso sobre las principales conclusiones del informe. "El informe es mi testimonio", señaló Mueller.

El fiscal especial dio por terminada la investigación sobre los supuestos vínculos entre el equipo electoral de Trump y Rusia en la campaña para las elecciones de 2016.

El informe escrito por Mueller y enviado al Congreso señala que no hay pruebas de nexos entre el entorno de Trump y el Kremlin, a la vez que indica que no había alcanzado una conclusión sobre una posible obstrucción a la Justicia por parte del mandatario.

Desde un principio, Trump se ha aferrado a estas conclusiones para defender su inocencia con vehemencia, haciendo caso omiso, no obstante, a que Mueller apuntó que su pesquisa tampoco exoneraba al mandatario.

Etiquetas
Comentarios