Internacional

estados unidos

Trump se apresura a cantar victoria

El fiscal Mueller concluye que el presidente no conspiró con Rusia para ganar las elecciones pero "no le exonera" de obstrucción a la justicia.

JJL01. Washington (United States), 24/03/2019.- US President Donald J. Trump returns to the White House after the Justice Department released a summary of special counsel Robert Mueller's report in Washington, DC, USA, 24 March 2019. US Attorney General William Barr issued a summary of Special Counsel Robert Mueller's report on Russian interference in the 2016 election to key members of Congress, who in turn released the 'principal conclusions' of the report to the public. Before departing from Florida President trump told reporters 'this was an illegal takedown that failed.' (Rusia, Estados Unidos) EFE/EPA/JIM LO SCALZO US President Donald J. Trump returns to the White House after Robert Mueller's report
El presidente estadounidense Donald Trump.
Reuters

"No collusion, no obstruction, total exoneration. Keep America Great!". Así celebró Donald Trump por Twitter las conclusiones de las investigaciones sobre la trama rusa que pesaron sobre los primeros dos años de su presidencia y abren el camino para su reelección el año que viene.

El informe, sin embargo, "no le exonera", advierte el fiscal general (cargo equivalente a ministro de Justicia), William Barr. En el resumen de cuatro páginas que envió ayer al Congreso, Barr determina que no hay evidencias de que el presidente haya cometido crimen alguno. Todo indica que el fiscal especial, Robert Mueller, detalló los resultados de su investigación y delegó en el Departamento de Justicia la responsabilidad de acusar a Trump de obstrucción a la justicia, algo que Barr prefiere no hacer.

Para saber por qué el informe "no le exonera" habría que leer lo que ha escrito el fiscal especial Robert Mueller, que por el momento se mantiene en la confidencialidad. Mueller ni siquiera fue consultado para redactar el sumario de cuatro páginas. Barr y su adjunto, Rod Rosenstein, recibieron una copia de este informe el viernes a las 17.00 hora local y redactaron este fin de semana, con la ayuda de un "selecto" grupo de asesores, el resumen que compartieron ayer con el Congreso.

El abogado de Trump Jay Sekulow, aseguró que ni siquiera él lo ha visto ni puede pedir una copia, de acuerdo con las regulaciones existentes. El Congreso, sin embargo, donde la oposición tiene el control de la Cámara Baja, ha hecho votos de no descansar hasta que se haga público el documento.

En ausencia de los detalles, el presidente clama "una victoria total", dijo su abogado en ronda televisiva. La investigación no encontró pruebas de que ni Trump ni ningún miembro de su familia o de su campaña conspirasen con Rusia para ganar las elecciones de 2016, pese a que queda probado que Moscú manipuló las redes sociales y pirateó los correos electrónicos del Partido Demócrata y de la campaña de Hillary Clinton para favorecer la candidatura del magnate, con el que hacía negocios inmobiliarios. Entre las 37 imputaciones que Mueller formuló durante su investigación se encuentran las que acusan a una docena de funcionarios del Gobierno ruso de intervenir en el pirateo electrónico. El que fue presidente de la campaña de Trump, Paul Manafort; su asesor de seguridad nacional Michael Flynn; su abogado personal, Michael Cohen, y su asesor de política exterior, George Papadopoulos, son algunos de los actores cercanos al presidente que ya han ido a la cárcel por otros delitos aparecidos en el curso de la investigación.

Desde Palm Beach, donde pasó el fin de semana jugando al golf y descansando en su mansión de Mar-a-Lago, el mandatario celebró la noticia con resentimiento. "Después de una larga investigación y tanta gente a la que se le ha hecho daño, tantas cosas malas que se le han hecho al país, ha habido una completa exoneración de la acusación más ridícula que nunca haya oído", bramó de regreso a Washington. "Es una vergüenza que el país haya tenido que pasar por esto. Y, francamente, es una vergüenza que vuestro presidente haya tenido que pasar por esto", dijo Trump.

El hombre que hizo temblar durante dos años la Casa Blanca

A lo largo de los últimos dos años, el nombre de Robert Mueller ha retumbado en Washington por su misión de investigar para el Gobierno de Estados Unidos los presuntos nexos entre la campaña de Donald Trump y Rusia. Nacido hace 74 años y con una trayectoria impecable, aterrizó en el Departamento de Justicia como figura de consenso entre republicanos y demócratas para ponerse al frente de las delicadas pesquisas. Su extenso currículum incluye doce años al frente del FBI, cargo para el que le nombró el expresidente George W. Bush una semana antes de los ataques del 11-S, que se cobraron la vida de casi 3.000 personas. Su indiscutible reputación, sin embargo, no fue suficiente para que Trump le aceptase de buena gana. Todo lo contrario. Se convirtió en la diana de las críticas del jefe de la Casa Blanca, el cual -bajo la permanente amenaza de despedirle- llegó a acusarle de estar "loco" por buscar información no solo sobre la supuesta injerencia del Kremlin en los comicios de 2016 sino también por atreverse a sumergirse en las oscuras finanzas del mandatario.

Etiquetas
Comentarios