Despliega el menú
Internacional

Treinta médicos y cinco horas sin descanso para mantener vivo a un niño por falta de una máquina

Tuvieron que practicar más de 30.000 compresiones torácicas al pequeño, que padecía una cardiopatía fulminante.

Médicos y enfermeras realizando compresiones torácicas sobre el niño
Treinta médicos y cinco horas sin descanso para mantener vivo a un niño por falta de una máquina
Twitter de China Daily

La falta de una máquina ECMO (siglas en inglés de Oxigenación de Membrana Estracorporal) en un hospital de Changzhou, al este de China, obligó al equipo médico a tomar medidas extraordinarias para salvar la vida de un niño de ocho años.

Según informa el diario China Daily y recoge este miércoles 'El Confidencial', el pequeño ingresó el día 20 por una miocarditis. 

Su estado empeoró y como el Hospital Pediátrico de Changzhou no tenía una de esas máquinas capaces de practicar automáticamente las compresiones torácicas,treinta sanitarios estuvieron durante cinco horas realizando esta maniobra por turnos en el pecho del paciente. 

Entre todos le practicaron más de 30.000 movimientos para mantener con vida al niño hasta que al fin llegó una máquina ECMO de un hospital de Shanghái (a unos 150 kilómetros) que se había ofrecido a colaborar.

Según informan estos medios, el corazón del niño ha vuelto a latir por sí solo. El diario chino ha colgado en Twitter una fotografía del equipo médico trabajando alrededor del niño.

Etiquetas
Comentarios