Despliega el menú
Internacional

Kim se compromete a desnuclearizarse y Trump suspenderá las maniobras militares en Corea

Estados Unidos mantendrá las sanciones hasta que el régimen norcoreano no se deshaga de su arsenal nuclear de forma efectiva.

Donald Trump y Kim Jong-un reunidos por primera vez
Donald Trump y Kim Jong-un reunidos por primera vez
Kevin Lim/ Jeon Heon-Kyun

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este martes que este país detendrá "sus juegos de guerra" en la península de Corea, aunque señaló que por el momento no tiene previsto reducir su amplio despliegue militar en territorio surcoreano.

La suspensión de las maniobras militares de la península supondrá "un tremendo ahorro" para Estados Unidos, según Trump, quien también calificó estos ejercicios como "provocativos", durante su rueda de prensa al término de la histórica cumbre celebrada en Singapur con el líder norcoreano, Kim Jong-un.

Por su parte, Corea del Norte se ha comprometido a desnuclearizarse mientras que EE.UU. ha ofrecido al régimen de Pyongyang "garantías de seguridad", según recoge el acuerdo firmado en Singapur por los líderes de los dos países.

El documento sellado este martes tras una histórica cumbre de más de cuatro horas entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, señala que los dos países se comprometen a cooperar para desarrollar nuevas relaciones y para "la promoción de la paz, la prosperidad y la seguridad".

"El presidente Trump se compromete a ofrecer garantías de seguridad a la DPRK (siglas en inglés de República Popular Democrática de Corea, nombre oficial de Corea del Norte), y el presidente Kim Jong-un reafirmó su firme e inquebrantable compromiso para la desnuclearización de la península de Corea".

La cumbre de Singapur transcurre con tranquilidad y sonrisas de ambos mandatarios

El acuerdo establece además que el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, se reunirá en "la fecha más temprana posible" con un alto funcionario norcoreano, que no identifica, para continuar con la negociación.

Ese diálogo se centrará en cuatro puntos, de los que el primero es un "compromiso a establecer nuevas relaciones entre Estados Unidos y la DPRK de acuerdo con el deseo de los pueblos de los dos países de que haya paz y prosperidad".

El segundo indica que las dos naciones, que ahora no tienen relaciones diplomáticas, "unirán sus esfuerzos para construir un régimen de paz duradero y estable en la península coreana".

En tercer lugar se "reafirma la declaración de Panmunjon", sellada por las dos Coreas el pasado 27 de abril y en la que Pyongyang se comprometió a la desnuclearización.

Por último, acordaron "recuperar los restos de los prisioneros de guerra o desaparecidos en combate" después de la guerra de Corea (1950-1953), "incluida la repatriación inmediata de los que ya han sido identificados".

Trump y Kim reconocieron en el texto que su cumbre  fue "un acontecimiento histórico" y decidieron "implementar las estipulaciones" del acuerdo "de forma completa y expedita".

La cumbre de Singapur ha sido la primera entre mandatarios de ambos países tras casi 70 años de confrontación, y 25 de negociaciones fallidas y tensiones a cuenta del programa atómico norcoreano.

Las sanciones continuarán mientras haya armas nucleares

El presidente estadounidense también dijo que las sanciones económicas impuestas a Corea del Norte continuarán mientras el régimen no se deshaga de su arsenal nuclear de manera efectiva.

"Las sanciones se levantarán cuando estemos seguros de que las armas nucleares ya no son efectivas", dijo Trump durante una rueda de prensa posterior a su cumbre con el líder norcoreano.

Etiquetas
Comentarios