Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Una bomba de 500 kilos paraliza Berlín

El artefacto de la II Guerra Mundial provocó una gran evacuación para ser detonado.

Una mujer y su hijo caminan por una calle acordonada durante la evacuación de resientes en Berlín
Una mujer y su hijo caminan por una calle acordonada durante la evacuación de resientes en Berlín
Felipe Trueba

Al final sí hubo una detonación. Sobre las 13.19 una pequeña explosión acababa con horas de tensión en el centro de Berlín, paralizado y evacuado para desactivar una bomba de 500 kilos de la Segunda Guerra Mundial, descubierta durante unas obras de construcción en el corazón de la capital alemana. Con casi una hora de retraso, media docena de artificieros bajo la dirección del comisario superior de Policía, Engin Laumer, consiguieron inutilizar el peligroso artefacto tras retirar el detonador y hacerlo estallar de manera controlada.

"Solo estábamos a 60 metros de la bomba y en el peor de los casos solo nos habría alcanzado a nosotros", dijo Laumer, quien reconoció que vive cada día "como si fuera el último". Pero todo salió bien. "Fue como cortar mantequilla", señaló el experto al comentar que seccionaron el detonador con un chorro abrasivo de agua y arena a alta presión. La bomba cilíndrica con una carga capaz de reventar una manzana de casas había dejado de ser peligrosa tras desencadenar la mayor operación de evacuación en Berlín en décadas, con la clausura de numerosos edificios, el cierre de calles y la suspensión del tráfico ferroviario y el transporte público en el centro de la ciudad.

Toda la zona en un radio de 800 metros alrededor del artefacto hubo de ser evacuada por el peligro que entrañaba la bomba. El barrio gubernamental, con la Cancillería Federal y el Parlamento, se libró por cien metros. Pero sí hubo que evacuar el Hauptbahnhof, la estación central de Berlín, que diariamente utilizan más de 300.000 pasajeros, la sede de los servicios secretos germanos BND, la central de la Policía, los ministerios de Economía y Transporte, el hospital del Ejército Federal, parte de la clínica universitaria Charité, varias embajadas, un asilo de ancianos, dos guarderías, el Museo de Arte Contemporáneo en el Hamburger Bahnhof y el Tribunal Social Administrativo.

La operación de evacuación afectó igualmente a las viviendas de unos 10.000 habitantes, los hoteles de la zona, un albergue juvenil y numerosos comercios. Todos los inmuebles de la zona quedaron vacíos desde las nueve de la mañana y hasta poco después de las 13.30 horas, momento en el que se levantó la alarma y la ciudad empezó a recuperar la normalidad.

Hasta entonces, el centro de la capital germana se convirtió en un desierto lleno de edificios fantasmas, cuyos límites controlaban cientos de policías, mientras docenas de ambulancias y numeroso personal sanitario aguardaba por si era necesaria su intervención. La bomba se encontraba a la altura de la Heidestrasse 17, en pleno corazón de un nuevo barrio bautizado como Europa City actualmente en construcción, después de ser durante décadas un terreno baldío por estar situado en la franja de lo que fue el Muro de Berlín en el distrito de Moabit.

Transporte suspendido

Cuando los artificieros comenzaron su trabajo poco después de las doce, los trenes regionales y de largo recorrido, que hasta entonces habían cruzado sin detenerse en la estación central, dejaron por completo de circular y se llegaron a suspender durante casi una hora los aterrizajes en el aeropuerto de Tegel, situado a escasos kilómetros, por si una esquirla alcanzaba a un avión en pleno vuelo si llegaba a estallar el artefacto. Varias líneas de autobús, metro, tranvía y tren urbano suspendieron su circulación y el cierre de calles condujo a un colapso del tráfico. Pese a todo, la operación se desarrolló de manera ejemplar y sin incidentes. El alcalde gobernador de Berlín, Michael Müller, felicitó ayer a los artificieros y a los cientos de implicados en la evacuación por su labor en una jornada primaveral, con un sol radiante y temperaturas casi veraniegas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión