Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Relaciones internacionales

May responsabiliza a Rusia del ataque al exespía y expulsa a 23 diplomáticos

La primera ministra británica cancela los encuentros de alto nivel y aboga por desmantelar "la red de espionaje de Rusia en Reino Unido".

Efe. Londres Actualizada 15/03/2018 a las 10:52
Etiquetas
La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, este lunes en el Parlamento británico.AFP

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ha señalado a Rusia como responsable del ataque con gas nervioso contra el exespía Sergei Skripal y su hija y ha ordenado la expulsión de 23 diplomáticos rusos como medida de represalia, en un gesto inédito en tres décadas.

May, que ha dado una semana de plazo a estos diplomáticos -"agentes de Inteligencia no declarados"- para que abandonen Reino Unido, también ha puesto sobre la mesa un posible endurecimiento de las sanciones contra Rusia por violaciones de los Derechos Humanos.

Tras días de debate político y después de reunir a su Consejo de Seguridad Nacional, May ha concluido que el ataque contra Skripal o bien "fue una acción directa" de Rusia o este país "perdió el control de un agente nervioso de fabricación militar".

La 'premier' cumple de esta forma sus amenazas después de que Skipral y su hija fuesen ingresados en estado crítico por una intoxicación con un agente químico en Salisbury. El incidente, ocurrido el 4 de marzo, llevaba para Londres el sello de Moscú, que no obstante se ha esforzado por desmarcarse del caso y considera las acusaciones parte de una campaña "rusófoba".

"Será la mayor expulsión en más de tres décadas y reflejará el hecho de que no es la primera vez que el Estado ruso ha actuado contra nuestro país", ha dicho May, durante un discurso ante la Cámara de los Comunes en la que ha lamentado el "completó desdén" de Moscú pese a la "gravedad" del incidente.

La 'premier' considera que el Gobierno ruso no ha ofrecido una explicación válida y que, en cambio, ha optado por responder con "sarcasmo, desprecio y desafío". Por este motivo, ve necesario que Londres dé "una respuesta total y contundente" para "desmantelar" en última instancia "la red de espionaje de Rusia en Reino Unido".

May ha ordenado también la cancelación de los encuentros políticos de alto nivel entre los dos países y ha anunciado que ningún miembro destacado del Gobierno ni de la familia real asistirá al Mundial de fútbol que organiza este año Rusia. "Tras esta terrible acción contra nuestro país, la relación no puede ser la misma", ha alegado.

La jefa del Gobierno británico ha dicho contar con el consenso de sus aliados y ha agradecido expresamente las posiciones expresadas en los últimos días por la Unión Europea y la OTAN. De cara a los próximos días, espera que dichos socios respondan de forma "apropiada", sin entrar en más detalles.

Sobre la posible adopción de medidas contra la cadena RT, considerada por Londres como un altavoz del Kremlin, May ha dicho que "no es un asunto del Gobierno", sino del regulador de comunicaciones Ofcom. Moscú ya ha avisado de que podría retirar la acreditación de todos los periodistas británicos si se censura a RT.

Medidas simétricas

El Ejecutivo británico ha convocado este miércoles al embajador ruso en Londres, Alexander Yakovenko, para informarle personalmente de unas medidas que el propio diplomático ha tachado de "inaceptables". En declaraciones a Sky News, ha asegurado que se trata de una "provocación muy grave" que "no tiene nada que ver con lo ocurrido en Salisbury".

El embajador ya ha adelantado que Moscú estudiará una orden similar para expulsar también a diplomáticos británicos, tal como ya han advertido estos últimos días destacadas voces del Gobierno ruso. Este mismo miércoles, el Kremlin y el ministro de Exteriores, Sergei Lavrov, habían insistido en que Rusia no tenía nada que ver con el caso.

La Embajada también ha difundido un comunicado en el que describe la expulsión de diplomáticos como "una acción hostil totalmente inaceptable, injustificada y miope". "Toda la responsabilidad por el deterioro de las relaciones recae en los actuales líderes políticos de Reino Unido", ha apostillado.

"Consideramos este paso inamistoso como una medida absolutamente inaceptable, injustificable y corta de miras", señaló la embajada en un comunicado publicado en su página web.

En un breve texto, la misión rusa señala que este miércoles fue convocado el embajador, Alexander Yakovenko, al Ministerio de Asuntos Exteriores británico, donde se le informó de la expulsión de los 23 diplomáticos y que "se les declaraba persona no grata".

"Toda la responsabilidad por el deterioro de las relaciones entre Rusia y el Reino Unido descansa en las actuales autoridades británicas", agregó el comunicado.

Se trata de la primera reacción de Moscú al anuncio de May, quien en una declaración ante el Parlamento consideró que Rusia ha reaccionado "con un completo desprecio" ante la "gravedad" del incidente ocurrido el pasado día 4, el envenenamiento de Skripal y su hija en la ciudad inglesa de Salesbury, con una sustancia química de fabricación rusa.

La dirigente conservadora precisó que el número de diplomáticos expulsados, que han sido identificados como "agentes de los servicios secretos encubiertos", es "el mayor en 30 años" y que contarán con una semana para abandonar este país.

Según May, Rusia no ha proporcionado una argumentación "creíble" ni tampoco ha aclarado, como le pidió Londres, "por qué cuenta con un programa de armamento químico contraviniendo la legislación internacional".

El anuncio llegó después de que Moscú ignorara el plazo límite fijado por el Ejecutivo de Londres para que diera explicaciones, antes de la pasada medianoche, sobre cómo un agente nervioso militar de fabricación rusa envenenó al exagente, de 66 años, y a su hija, de 33, que siguen en "estado crítico".

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aseguró este miércoles que su país no tiene relación con el envenenamiento del doble espía y su hija, y que considera inaceptables las acusaciones sin pruebas. 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo