Despliega el menú
Internacional

Angelina Jolie y la OTAN unen fuerzas contra la impunidad de la violencia sexual en conflictos

Jolie ha denunciado el aumento de la violencia sexual en los conflictos que, además, constituye "un enorme factor en la creación de flujos de refugiados" y ha admitido estar "muy cabreada" y "muy preocupada" por "la falta de respuesta internacional".

La enviada especial del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Angelina Jolie, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, se han comprometido este miércoles a cooperar para acabar con la impunidad de la violencia sexual contra las mujeres en conflictos.

"El uso de la violación como táctica de guerra se ha visto como una característica inevitable de los conflictos, como un crimen menor o un problema demasiado difícil o incómodo para que las sociedades lo atajen. Esto es una injusticia histórica y una cuestión crítica para la paz y la seguridad internacionales", ha avisado la popular actriz en su primera visita a la Alianza Atlántica.

Jolie ha denunciado el aumento de la violencia sexual en los conflictos que, además, constituye "un enorme factor en la creación de flujos de refugiados" y ha admitido estar "muy cabreada" y "muy preocupada" por "la falta de respuesta internacional" en la crisis de los rohingyas -denunciando la violación de niñas de 10 años de esta minoría musulmana en Birmania-, así como por la crisis en Siria.

La enviada especial de ACNUR ha admitido que las víctimas de violencia sexual de todo el mundo que ha conocido le han "enseñado mucho sobre resiliencia y la vida" y ha considerado un "honor" poder "darles voz y luchar por ellas para que tengan el apoyo y la protección que se merecen".

"Cada mujer, cada niña nacen con sus Derechos Humanos y debemos proteger y luchar por ellos", ha defendido, dejando claro que los países de la OTAN pueden "marcar la diferencia". "Es una elección", ha incidido.

En este contexto, Jolie ha defendido el "potencial papel de la OTAN para ayudar a aumentar la disuasión y la rendición de cuentas frente a crímenes contra las mujeres en conflicto" y ha reclamado "resultados prácticos" sobre el terreno para promover un cambio "real" en la situación sobre el terreno para las mujeres y "cambiar actitudes hacia las mujeres en todo el mundo".

Así, ha dejado claro que "no puede haber una paz duradera y seguridad sin derechos equitativos y la participación de las mujeres en todas las sociedades". "Y estos derechos no se pueden lograr en un entorno de impunidad masiva de crímenes contra las mujeres y niñas", ha alertado.

"Nos vamos a centrar en formación, información y supervisión y concienciación como forma de acabar con la impunidad", ha resumido Jolie.

"Tenemos que ser más rápidos y más sistemáticos en recabar información. Mejores datos ayudarán a identificar tendencias y patrones para que la OTAN pueda responder más rápido a la hora de prevenir la violencia y ayudar a llevar a los responsables ante la justicia", ha agregado Stoltenberg, que ha asegurado que "la OTAN tiene la responsabilidad de ser una fuerza de protección líder en los derechos de las mujeres".

Compromiso de los aliados en la lucha

Stoltenberg ha prometido que los aliados seguirán "comprometidos" con la lucha contra grupos terroristas como el Estado Islámico y los talibanes, que "tienen la opresión de las mujeres en su corazón". "Seguimos comprometidos con esta lucha", ha subrayado.

También ha subrayado la importancia de "arrojar luz sobre estos crímenes más oscuros" porque aumentar la concienciación "ayudará a poner la violencia de género más alto en la agenda" política y "contribuirá a cambiar comportamientos" y "desencadenar acciones".

En el plano del entrenamiento, Stoltenberg ha dejado claro que la OTAN espera que todas las fuerzas aliadas "observen los estándares más elevados de profesionalidad y de respeto a otros" y cuentan con asesores expertos en género en Kosovo y Afganistán y por otro harán más para instruir a Ejércitos de terceros países en la lucha contra la violencia sexual.

En el caso de Afganistán, uno de los países donde ambas partes podrían reforzar su cooperación concreta, ha admitido que recibieron los primeros informes sobre el problema de la violencia sexual de niños y niñas por parte de las fuerzas afganas hace varios años y la OTAN ha promovido acciones para atajar el problema, incluido la obligación informar a la cadena de mando de abusos potenciales.

Stoltenberg también ha defendido "reforzar" el papel de las mujeres en los ejércitos. "No sólo es lo correcto, es lo inteligente", ha explicado.

Jolie ha dejado claro en todo caso que no se trata sólo de "proteger a las mujeres" sino también de valorarlas dado que ningún desafío podría resolverse sin "una mayor atención a las necesidades, derechos y la contribución positiva de las mujeres" para impedir y prevenir conflictos.

Etiquetas
Comentarios