Despliega el menú
Internacional

El pánico deja paso a la indignación en Hawái tras la falsa alarma sobre un misil

El sistema de alertas tardó unos 40 minutos en desmentir la advertencia falsa a través de un nuevo mensaje.

La confusión y los nervios se apoderaron de los residentes de Hawái después de que recibieran una alerta en sus celulares advirtiéndoles de la llegada de un misil balístico, una amenaza que fue rápidamente desmentida por las autoridades del archipiélago estadounidense.

El sábado, poco después de las 8:00 horas, varias personas, incluida la diputada demócrata en la Cámara de los Representantes Tulsi Gabbard, anunciaron en las redes sociales haber recibido una alerta en sus teléfonos, a través del sistema de alertas oficial Amber.

"Amenaza de misil balístico hacia Hawái. Busque un refugio inmediato. Esto no es un ejercicio", señalaba la advertencia.

El gobernador de Hawái, David Ige, y la agencia local de situaciones de emergencia (EMA) desmintieron la alerta, en un contexto geopolítico tenso por las amenazas de un ataque nuclear desde Corea del Norte contra intereses estadounidenses.

Ige dijo que el error se produjo durante el cambio de turno de trabajadores del EMA. Al seguir el proceso habitual para comprobar el sistema, "alguien apretó el botón equivocado".

La Casa Blanca comunicó que el presidente Donald Trump había sido informado sobre el incidente, llamando a la alerta "puramente un ejercicio estatal".

En una rueda de prensa, el responsable de la EMA, Vern Miyagi, se disculpó por el error y asumió la responsabilidad del incidente. Se negó a decir, sin embargo, si el agente que envió la falsa alerta iba a ser sancionado. "Este señor se siente mal", dijo. "No lo hizo de forma intencionada.

La secretaria de Seguridad Interior, Kirstjen Nielsen, instó a la población a "no sacar una conclusión equivocada" del incidente en Hawái.

"Pueden confiar en los sistemas del gobierno, los probamos a diario. Este fue un error muy desafortunado, pero estas alertas son vitales, los segundos y minutos pueden salvar vidas", dijo este domingo a Fox News.

"Odiaría que nadie acate las advertencias del sistema del gobierno", agregó la responsable, indicando que las autoridades locales y estatales trabajan para "asegurarse que esto no vuelva a ocurrir".

Pero las críticas surgieron rápidamente. El sistema de alertas tardó unos 40 minutos en desmentir la advertencia falsa a través de un nuevo mensaje.

Es "una falla de liderazgo épica", dijo la congresista Gabbard, quien confirmó con las entidades de defensa que se trataba de una falsa alarma mucho antes que lo hicieran las autoridades en Hawái.

"En primer lugar, fue inaceptable que esto ocurriera, pero el hecho de que tomó tanto tiempo para enviar un segundo mensaje para calmar a la gente (...) es algo que tiene que ser solucionado", añadió Gabbard en el canal ABC News.

Etiquetas
Comentarios