Despliega el menú
Internacional

La Policía mata a dos personas al confundir a la víctima de un asalto con los agresores

Confundieron el vehículo en el que se dirigían al hospital con el de los asaltantes.

Miembros de la Policía de Filipinas en el lugar del suceso
La Policía mata a dos personas al confundir a la víctima con los asaltantes
Ezra Acayan

La Policía filipina mató en Metro Manila a dos personas e hirió a otras dos al confundir el vehículo en el que transportaban al hospital a la víctima de un ataque con el de los asaltantes, en un caso que ha generado un gran revuelo en el país.

El portavoz de la Presidencia filipina, Harry Roque, señaló este viernes en un comunicado que habrá una investigación completa de lo que parece un "uso excesivo de la fuerza" por parte de la Policía.

El incidente ocurrió la noche del jueves, cuando los agentes dispararon decenas de balas de forma indiscriminada contra una furgoneta blanca en una calle del municipio de Mandaluyong, según muestran las imágenes divulgadas por la cadena de televisión local GMA.

La Policía abrió fuego al creer que se trataba del vehículo en el que huían los asaltantes que habían herido de bala a una mujer, según explicó esta madrugada en declaraciones ante las cámaras el superintendente Moises Villaceran, jefe de la Policía de Mandaluyong.

Sin embargo, los ocupantes de la furgoneta blanca no eran los asaltantes de la mujer, llamada Jonalyn Ambaon, sino particulares que la transportaban al hospital.

Los disparos acabaron con la vida de la propia Ambaon, que falleció al instante, y otro hombre que estaba en el vehículo, que murió en el hospital, mientras otros dos ocupantes resultaron heridos, uno de ellos de extrema gravedad.

Uno de los guardas del barangay (barrio) pasó información errónea a los policías al asegurarles que los asaltantes se daban a la fuga en la furgoneta blanca, según explicó Villaceran.

Las autoridades han abierto una investigación para aclarar los hechos, y mientras han detenido y puesto bajo custodia a Villaceran y diez agentes implicados en el incidente.

El propio director de Policía Nacional de la Región de la Capital, Oscar Albayalde, declaró en rueda de prensa que no había que culpar a los agentes por haber creído que había gente armada dentro del vehículo al que dispararon.

Los hechos han despertado un fuerte revuelo en los medios y redes sociales de Filipinas, donde se ha criticado una vez más la facilidad con la que los agentes policiales del país aprietan el gatillo.

Esto último ha sido un asunto especialmente polémico desde la llegada al poder en mayo del año pasado del presidente Rodrigo Duterte, que en varias ocasiones ha instado a la Policía a disparar a matar sin miramientos a delincuentes y traficantes de droga.

Etiquetas
Comentarios