Despliega el menú
Internacional

Fin de la búsqueda de supervivientes

La fuerzas de seguridad dan por finalizada la búsqueda de personas con vida tras la catástrofe en México.

Un potente terremoto vuelve a sacudir México
Un potente terremoto vuelve a sacudir México
Agencias

Los trabajos de rescate en el edificio de oficinas de la calle Álvaro Obregón 289 de la ciudad de México, donde trabajaba el aparejador malagueño Jorge Gómez van a continuar hasta que recuperen todos los cuerpos, pero sin esperanza de encontrar vida entre el amasijo de escombros. El anhelo del milagro se acabó cuando Ricardo de la Cruz, directivo de Protección Civil, aseguró que "no hay" personas atrapadas.

El golpe es demoledor para una veintena larga de familias que durante diez días y sus noches han esperado ver salir a sus seres queridos de uno de los edificios más afectados por el terremoto del día 19 lloraron y se consolaban cuando les dieron la temida noticia. Los desastres naturales han dejado más de 435 muertos sumando los del sismo del día 7, el más fuerte en un siglo con 8,2 grados y 90 víctimas, los 338 del movimiento del día 19 de 7,1, y los provocados por la tormenta tropical Lidia.

Y de no haber sido por las medidas preventivas adoptadas después del terremoto de 1985 aún podía haber sido mucho peor. De la Cruz negó "los rumores de que encontramos un espacio vital, que tiene personas vivas. Esto es falso. Hemos buscado en todos los espacios que había en el edificio, en donde podían estar ahí personas atrapadas, no hay", dijo.

Cientos de socorristas y más de 1000 voluntarios aún trabajan sin descanso y arriesgando en ocasiones sus vidas entre los cascotes han recuperado 24 cadáveres, dos sin identificar y será necesario realizar análisis de ADN.

Al paso de las horas se van conociendo historias de casos de escapes sorprendentes. Los 28 rescatados vivos de ese edificio fue porque optaron por salir por "la escalera de emergencia, en la parte posterior" y no por la principal. En cambio no han encontrado personas vivas en los llamados "espacios vitales".

Los daños materiales son millonarios -unos 2.000 millones de dólares, según cifras estimadas por el Gobierno de Enrique Peña Nieto, para atender a la emergencia que ha dejado 150.00 casas destruidas en el centro y sur del país, 250.000 personas sin hogar, 12.000 escuelas dañadas y millones de ciudadanos que según especialistas desarrollaran estrés postraumático por la trágica experiencia vivida.

Las autoridades buscan iniciar la reconstrucción y la vuelta a la normalidad. Ya han firmado varios decretos para ello. Igualmente, como primer gesto, ayer comenzaron a cobrar los transportes públicos y los peajes.

Y si las muestras de solidaridad son numerosísimas, también se han dado casos terribles, como a una chica después de muerta le gastaron más de 1400 euros de saldo de su cuenta en comprar con su tarjeta de crédito o el asalto que unos delincuentes cometieron a un convoy de tres vehículos de jóvenes católicos que trasladaba desde la CDMX ayuda a damnificados de Oaxaca.

Etiquetas
Comentarios