Despliega el menú
Internacional

Los países árabes condenan las "medidas ilegales" de Israel en la explanada de las Mezquitas

En una reunión propuesta por Jordania, se han declarado estas acciones como "ilegales y nulas".

Protestas en la explanada de las mezquitas
Protestas en la explanada de las mezquitas

Los países miembros de la Liga Árabe rechazaron este jueves las "medidas y agresiones ilegales" de Israel contra los palestinos en la ciudad de Jerusalén y la Explanada de las Mezquitas, tras dos semanas de tensión por las medidas de seguridad extraordinarias instaladas por las autoridades israelíes.

En una reunión de emergencia propuesta por Jordania en El Cairo, y presidida por Argelia, los responsables de Exteriores de la entidad panárabe consideraron "ilegal y nula cualquier medida de las autoridades ocupantes sobre territorio palestino ocupado".

Israel impuso medidas de seguridad en torno a la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén Este, que han sido retiradas por completo entre ayer y hoy, tras el ataque del pasado 14 de julio en el que tres árabe-israelíes mataron a dos policías israelíes, antes de ser abatidos por las fuerzas de seguridad.

De acuerdo con el comunicado final, preparado por la delegación jordana y palestina, los países árabes mostraron su apoyo a la resistencia del pueblo palestino y de sus instituciones "frente a las violaciones y agresiones israelíes y los intentos de cambiar la situación histórica y legal" de la Explanada de las Mezquitas, considerada un lugar sagrado para los musulmanes y los judíos.

Asimismo, la Liga Árabe denunció "todas las medidas llevadas a cabo por las autoridades de la ocupación para reducir el derecho de soberanía" de los palestinos sobre Jerusalén Este, "la capital del Estado de Palestina".

Además, llamó a los demás países del mundo a que se adhieran a las resoluciones internacionales que consideran a Jerusalén parte del territorio palestino, que ocupó Israel en 1967 y se anexionó unilateralmente en 1980, sin que la comunidad internacional reconociera dicha medida.

En la nota, la organización advirtió de la continuación de "las continuas irrupciones por parte de responsables y colonos judíos extremistas a la Explanada de las Mezquitas con el apoyo y la protección de la Policía israelí".

Según la entidad, la paz solo se logrará en la región de Oriente Medio cuando Israel se retire de los territorios palestinos y, en primer lugar, de Jerusalén.

"Si no se soluciona la crisis de raíz, la situación podría estallar en cualquier momento", adujeron los ministros, que también llamaron a desbloquear la situación mediante unas conversaciones de paz sobre la base de los dos Estados y las fronteras de junio de 1967, reconocidas por la ONU.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores egipcio, Sameh Shukri, indicó que las medidas de Israel no tienen "precedentes" y le pidió que "evite" este tipo de acciones para que se vuelva a la normalidad y no cambie el statu quo de la ciudad.

Shukri recordó el respeto a los acuerdos firmados entre palestinos e israelíes para evitar -insistió- "cualquier acción provocadora" con el fin de estabilizar la situación.

El secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abulgueit, aseguró al término de la reunión que esta misma noche se enviará al secretario general de la ONU las decisiones adoptadas hoy por los ministros árabes sobre "las agresiones contra la Explanada de las Mezquitas".

Hace dos días, Israel retiró los detectores de metales y esta madrugada desmontó las estructuras metálicas, vallas y rieles de seguridad restantes, después de las protestas y condenas por parte del mundo árabe y musulmán.

Hoy permitió que miles de musulmanes volvieran a rezar en la Explanada de las Mezquitas, ubicada en Jerusalén Este, bajo custodia de Jordania pero controlada por Israel.

Sin embargo, poco después se desencadenaron disturbios entre los fieles palestinos y fuerzas de seguridad israelíes, en los que un centenar de personas han resultado heridas, según la Media Luna Roja.

La Policía israelí informó de que los congregados en las inmediaciones y dentro del recinto religioso comenzaron a lanzar piedras a los agentes, hiriendo a uno de ellos, así como al Muro de las Lamentaciones, principal lugar de culto judío, que se encuentra a los pies de la Explanada.

El recinto es uno de los puntos más incendiarios del conflicto palestino-israelí y en el último año los palestinos perciben que Israel intenta extender su control sobre el mismo.

Etiquetas
Comentarios