Despliega el menú
Internacional

La Unión Europea gana el Premio Princesa de Asturias de la Concordia

Los Premios Princesa de Asturias serán entregados el próximo mes de octubre en el Teatro Campoamor de Oviedo.

Discurso del rey Felipe VI ante el Parlamento Europeo
Discurso del rey Felipe VI ante el Parlamento Europeo

La Unión Europea ha obtenido el Premio Princesa de Asturias de la Concordia por la difusión en el mundo de valores como la libertad, los derechos humanos y la solidaridad que proyectan esperanza hacia el futuro en tiempos de incertidumbre y proponen un ejemplo de progreso y de bienestar.

Coincidiendo con los sesenta años de la firma del Tratado de Roma, el jurado del galardón, presidido por el jefe del Ejecutivo asturiano, Javier Fernández, ha querido destacar que ese proceso ha logrado además el más largo período de paz de la Europa moderna.

"Europa no se hará de una vez ni en una obra de conjunto, sino mediante realizaciones concretas, que creen en primer lugar una solidaridad de hecho", afirmaba en mayo de 1950 Robert Schuman, uno de los padres de la UE, para referirse al sueño de una Europa unida tras uno de los períodos más cruentos de la historia contemporánea.

La firma del Tratado de París en 1951 creó la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), una entidad supranacional promovida por Robert Schuman y Jean Monnet, ministro de Asuntos Exteriores y comisario general de Modernización y Equipamiento del Gobierno francés, respectivamente en aquel momento.

Pensada sobre la idea de que, a medida que aumentara la interdependencia económica entre los países, disminuirían las posibilidades de conflicto, la CECA regulaba los sectores del carbón y el acero de Francia y Alemania y estaba abierta a otros Estados miembros.

En 1993 la CEE se convirtió en la Unión Europea (UE) y desde 2009 se rige por el conocido como Tratado de Lisboa, que sustituye al intento fallido de crear una constitución europea a comienzos del siglo XXI.

Actualmente cuenta con 28 Estados miembros, a la espera de la anunciada salida del Reino Unido, y más de 500 millones de personas son beneficiarios de una integración europea que constituye una comunidad de valores, asentados en la libertad y la justicia.

Tras conocer la concesión del galardón, que se une al Premio Nobel de la Paz concedido a la UE en 2012, los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk; el del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, y el de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, han considerado el premio "un reconocimiento excepcional en un año marcado por el 60 aniversario del Tratado de Roma".

"Hace seis décadas los padres fundadores de la Unión sembraron la semilla de una Europa unida sobre las cenizas de una guerra devastadora. En el recorrido posterior se han forjado los lazos de una unión de pueblos que han permitido embarcar a los europeos en un proyecto de paz, democracia y prosperidad", han señalado.

La candidatura fue propuesta por el socialista Jonás Fernández, uno de los diputados españoles más jóvenes de la Eurocámara, para "elevar la moral" de una UE en crisis pese a ser "la región del mundo que más y mejor protege las libertades individuales".

Su propuesta recibió el apoyo de ex presidentes del Gobierno como Felipe González o José Luis Rodríguez Zapatero o miembros de la Eurocámara como Josep Borrell y José María Gil-Robles a los que se sumaron personalidades del mundo empresarial y sindical como Ana Patricia Botín (Santander), Francisco González (BBVA) o Ignacio Toxo (CCOO).

El galardón, al que optaban veintiocho candidaturas, es el último en fallarse de la XXVII edición de los Premios Princesa de Asturias, que serán entregados en octubre en el Teatro Campoamor de Oviedo durante una ceremonia presidida por los reyes de España.

En anteriores ediciones el premio de la Concordia recayó, entre otros, en los héroes de Fukushima, Manos Unidas, Unicef, Aldeas Infantiles, Caddy Adzuba, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, la ciudad de Berlín, UNICEF, Adolfo Suárez, Hussein de Jordania, la Coordinadora Gesto por la Paz de Euskal Herria o Stephen Hawking.

Los ocho galardones que concede anualmente la Fundación Princesa de Asturias están dotados con una reproducción de una escultura de Joan Miró -símbolo representativo de los premios-, la cantidad en metálico de 50.000 euros, un diploma y una insignia

Etiquetas
Comentarios