Despliega el menú
Internacional

Las claves de las elecciones británicas

El Partido Conservador de la primera ministra británica, Theresa May, ha perdido la mayoría absoluta que tenía en la anterior legislatura.

Theresa May
Theresa May gana las elecciones pero pierde la mayoría absoluta

El Reino Unido tiene un Parlamento "colgado" tras las elecciones generales celebradas este jueves, en las que ningún partido obtuvo la mayoría absoluta en una Cámara de los Comunes compuesta por 650 parlamentarios.

Las claves de estos comicios son:

Conservadores

El Partido Conservador de la primera ministra británica, Theresa May, ha perdido la mayoría absoluta que tenía en la anterior legislatura y tendrá que negociar con otros partidos para formar una coalición o gobernar en minoría.

La formación no obtuvo los 326 escaños necesarios para llegar a la mayoría absoluta pero fue la más votada en los comicios de ayer, adelantados por May el pasado 18 de abril.

De las 646 circunscripciones escrutadas, los "tories" obtuvieron 316 escaños, 14 menos de los que tenían en la anterior legislatura.

Laboristas

Aunque tampoco han logrado la mayoría absoluta, los laboristas de Jeremy Corbyn han resultado los grandes protagonistas al ganar 261 escaños, 32 más de los que tenían en el anterior Parlamento.

Cuando Theresa May convocó las elecciones, los laboristas partían con una fuerte desventaja al estar casi veinte puntos por debajo de los "tories" en los sondeos sobre intención de voto.

Sin embargo, con un mensaje centrado en la mejora de los servicios públicos y en combatir las desigualdades sociales, Corbyn remontó en el tramo final de la batalla electoral al sumar apoyos en las encuestas.

Brexit

Las negociaciones sustanciales sobre el "brexit" o salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) pueden verse retrasadas ante la incertidumbre creada por el resultado de las elecciones británicas, en las que ningún partido ha obtenido la mayoría absoluta.

May adelantó estos comicios confiada en poder ampliar su mayoría absoluta y reforzar su posición negociadora con Bruselas.

Durante la campaña, la líder "tory" repitió hasta el cansancio el mensaje de que el país necesitaba un Gobierno "fuerte y estable" de cara a Bruselas, algo que no ha podido materializar.

May convocó estas elecciones poco después de activar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que inicia las conversaciones de dos años sobre la retirada de un país comunitario.

Escocia

El Partido Nacionalista Escocés (SNP) ha sufrido un duro varapalo electoral al ganar 35 escaños, 19 menos de los que tenía cuando se disolvió el Parlamento en mayo.

El retroceso electoral de los nacionalistas escoceses, por lo tanto, cuestiona la promesa de la ministra principal, Nicola Sturgeon, de convocar un segundo plebiscito sobre la escisión de la región del Reino Unido hacia 2019, cuando ya se conocerán los términos de la retirada británica de la UE.

Unionistas

Los partidos unionistas pro-británicos de Irlanda del Norte pueden ser la pieza clave a la hora de ayudar a los conservadores a formar un Gobierno de coalición.

El Partido Democrático Unionista (DUP), que ha sacado diez escaños de los 18 que le corresponden a la provincia británica, ya ha manifestado su voluntad de ayudar a May a formar Gobierno.

Etiquetas
Comentarios