Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Las protestas en Venezuela siguen sumando muertos de diferentes bandos

El sábado fueron asesinados un activista de Voluntad Popular y un teniente retirado de la Guardia Nacional Bolivariana.

Un camión ardiendo durante una protesta en Caracas.
Las protestas en Venezuela siguen sumando muertos de diferentes bandos
Afp

El antichavismo venezolano está decidido a mantener en la calle la presión contra Nicolás Maduro. Este, por su parte, intenta convencer a todos de que Estados Unidos presiona sancionando a casi todas las figuras destacadas del chavismo con el objetivo de justificar acciones más drásticas, al estilo de la intervención en Panamá contra Manuel Noriega. El gobernante chavista afirmó que la "oposición está secuestrada por los grupos terroristas y criminales". Mientras se suceden declaraciones de todos los tonos, las manifestaciones suman 60 días, 58 muertos, centenares de heridos y miles de detenidos.

El sábado fueron asesinados el activista de Voluntad Popular (VP) César Pereira, de 21 años, quien recibió un disparo en el abdomen, y el teniente retirado de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) Danny José Subero, de 34 años de edad, quien fue linchado con objetos contundentes y rematado con dos tiros en la cabeza por presuntamente encontrarse infiltrado en una protesta en Lara.

Tomás Guanipa, diputado del opositor Primero Justicia (PJ), condenó "enfáticamente" este último crimen y basó su legitimidad en que "la violencia no puede ser respondida con violencia". Desde el otro extremo, el oficialismo echa mano de sus santones.

Defensa de la milicia

El ministro de Defensa, Valentín Padrino López, dijo en el programa televisivo de José Vicente Rangel, que "la violencia en la calle podría acabar hoy mismo si hubiera voluntad política seria (.). Esta crisis sólo la resolverán los políticos, no por la vía militar". Y denunció que en la oposición "no quiere dialogar". Calificó como "real" el plan de intervención extranjera y defendió a la milicia bolivariana (civiles armados por el régimen): "Las armas no están en la casa de los milicianos, están en los cuarteles".

Asimismo, expresó que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) "rechaza" a todo "aquel grupo paramilitar, guerrillero, bandas criminales estructuradas para la violencia" y que se "respetan profundamente" las manifestaciones pacíficas.

Desde abril, el antichavismo ha semiparalizado el país por el intento de pasar al Poder Judicial las funciones de la Asamblea Nacional (Parlamento) y por la convocatoria de una Asamblea Constituyente, que al margen de aquella -elegida por el pueblo y de mayoría opositora- elabore una nueva Carta Magna o modifique la actual.

La autoridad electoral fijó esa votación para el 10 de julio, al mismo tiempo que pospuso las largamente esperadas elecciones a gobernador y las regionales hasta el 10 de diciembre. La oposición desconfía y sostiene que es un nuevo plan de Maduro para, con unos nuevos asambleístas, perpetuarse en el poder sin llegar a celebrar las previstas elecciones presidenciales en el 2018.

La convocatoria de esa Constituyente ha merecido el rechazo no solo de la oposición organizada en torno a la MUD (Mesa de la Unidad Democrática) sino de importantes juristas del país. Entre ellos, nada menos que Luisa Ortega, fiscal general nombrada por el propio Gobierno chavista.

La iniciativa de Maduro ha sido contestada también por la Iglesia venezolana, que, siguiendo la opinión del propio Papa, preconiza la celebración de elecciones como mejor solución.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión