Internacional
Suscríbete por 1€

Le Pen expota el peligro yihadista

La candidata ultraderechista celebró el último gran mitin de su campaña en Marsella.

Marine Le Pen este miércoles en Marsella.
Le Pen expota el peligro yihadista
Afp

"Conmigo no habría habido los terroristas migrantes del Bataclan y del Stade de France". Marine Le Pen insistió en rentabilizar con fines electoralistas la amenaza yihadista en vísperas de la primera vuelta de las presidenciales el próximo domingo. La candidata ultraderechista celebró el último gran mitin de su campaña en Marsella entre fuertes medidas de seguridad al día siguiente del arresto en esa ciudad de dos sospechosos de preparar un atentado inminente por cuenta del Estado Islámico.

Le Pen lanzó el lunes en un mitin en París la osada hipótesis de que con ella en el poder no se habría producido la masacre del Bataclan, que causó 90 víctimas mortales el 13 de noviembre de 2015. Los kamikazes ejecutores se habían infiltrado con pasaportes falsos entre la masa de migrantes que aquel año entraron en la Unión Europea por las islas griegas.

En el acto electoral una militante del colectivo feminista Femen irrumpió en el escenario cuando la oradora pronunciaba su discurso. No ha sido el único incidente de la campaña electoral francesa. El lanzamiento de un huevo impactó en la cabeza del centrista Emmanuel Macron durante su visita a la feria internacional de agricultura en París. A comienzos de mes un detractor vació un paquete de harina sobre el conservador François Fillon a su llegada a un mitin en Estrasburgo.

"Yo no he dicho que el riesgo cero fuera posible", matizó Le Pen. "Digo que estamos en un riesgo al 100% porque no se toman las medidas necesarias", añadió antes de enumerar su recetario 'securócrata': expulsión de todos los extranjeros condenados por cualquier delito y de los fichados por radicalización islamista, persecución de los franceses cómplices del yihadismo por inteligencia con el enemigo, retirada de la nacionalidad francesa a los binacionales convictos de terrorismo y restablecimiento de las fronteras nacionales.

En declaraciones al diario marsellés 'La Provence', la presidenciable ultra juzgó que Francia hace la guerra al Estado Islámico "con ramos de flores" y que "las cárceles se han convertido en universidades yihadistas". También dijo que no pensaba cambiar su agenda tras el arresto de los dos presuntos terroristas en Marsella. "De todas maneras siempre he vivido con esta espada de Damocles encima de la cabeza. Ya sufrí un atentado cuando tenía ocho años. Nuestra casa fue totalmente destruida por una explosión", recordó la hija de Jean-Marie Le Pen en referencia a la explosión de una bomba en el domicilio familiar en París en noviembre de 1976.

La eurodiputada ultra exigió el martes al canal TF1 que retirara la bandera europea del decorado de una entrevista, lo que la principal cadena televisiva del país aceptó. "Quiero ser presidenta de la República Francesa, no de la Comisión Europea que hace mucho daño a nuestro país. La Unión Europea se comporta con Francia como una enemiga", alegó la dirigente eurófoba, que preconiza la salida de la UE y el euro vía referendo y ha expresado la voluntad de prohibir la enseña azul de los edificios oficiales si llega al poder.

El número dos del Frente Nacional, Florian Philippot, relanzó ayer la guerra de los símbolos con un mensaje en su cuenta de Twitter. "Pronto vamos a meter en el armario vuestro trapo oligárquico", respondió a la oficina de la Comisión Europea en Francia que había manifestado el orgullo por "nuestra bandera, símbolo de unidad, de solidaridad y de armonía entre los pueblos de Europa".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión