Despliega el menú
Internacional

La reelección presidencial enfrenta a los paraguayos en las calles

Un muerto durante las protestas de la oposición para frenar el intento de Cartes de cambiar la Constitución con la intención de afrontar una segunda legislatura.

Un manifestante se hace un selfi frente al Congreso en llamas
La reelección presidencial enfrenta a los paraguayos en las calles
AFP PHOTO / Cesar Olmedo

Una manifestación contra el intento del Parlamento paraguayo de aprobar por una vía irregular un cambio constitucional que permita la reelección del presidente, Horacio Cartes, culminó en la noche del viernes con un muerto, 36 heridos -entre ellos un diputado con un impacto de bala en la boca- y parte del edificio del Congreso destruido por el fuego y la acción vandálica.

La protesta, durante la que se practicaron unas doscientas detenciones, se desató después de que veinticinco senadores del oficialismo y de un sector de la oposición aprobaran, en una reunión secreta y extraordinaria, un proyecto de enmienda constitucional que permitiría la reelección presidencial. La iniciativa debía pasar ayer a la Cámara de los Diputados, pero los disturbios lo impidieron.

La Carta Magna de Paraguay, un país que sufrió la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989), impide que el presidente pueda protagonizar más de un mandato. Para reformar el texto se requiere una mayoría especial parlamentaria o cambiar artículos mediante enmiendas que deben ser ratificadas por vía de un referéndum. Cartes busca ampliar su mandato amparándose en esta última fórmula, pero ya en agosto pasado, el Senado rechazó su proyecto. Para volver a presentarlo debía esperar un año.

No obstante, el oficialismo, aliado para este tema con la coalición centroizquierdista liderada por el expresidente Fernando Lugo (2008-2012), consiguió modificar el reglamento de la Cámara Alta para reunirse y aprobar la enmienda en una sesión que se prolongó solo durante media hora.

La propuesta, a la que se mostraron contrarios los opositores del Partido Liberal Radical Auténtico, permite hasta dos reelecciones consecutivas o alternadas. Según las encuestas, para las presidenciales de 2018, Lugo, destituido por el Congreso en 2012, es el favorito.

La forma artera en que los senadores intentaron aprobar la enmienda provocó la indignación de grupos opositores, que se congregaron frente al Congreso. Primero atacaron una patrulla policial y luego saltaron un vallado de seguridad e irrumpieron en la sede parlamentaria rompiendo cristales y mobiliario. En minutos, la planta baja ardió y fue necesaria la intervención de los bomberos.

Disparos

Durante la la manifestación, el diputado Edgar Acosta, del Partido Liberal, recibió un impacto de bala de goma en la boca y tuvo que ser hospitalizad de inmediato. Si bien está fuera de peligro, las lesiones que sufre son graves.

De forma paralela, las fuerzas de seguridad entraron en la sede su formación para disolver a los activistas allí congregados. Como consecuencia de su intervención murió el joven Rodrigo Quintana, que recibió ocho disparos de arma de fuego. «Hablan de vandalismo pero ellos son los asesinos», denunció el dirigente liberal Enrique Salyn, aludiendo a las palabras de Cartes.

El presidente había catalogado de «vandálicos» los hechos frente al Congreso y llamó a la población a mantener la calma ante las provocaciones que, en su opinión, procedían de «oposición». Mediante un comunicado hecho público durante la noche del viernes, Cartes manifestó que hay sectores que buscan «destruir la democracia y la estabilidad política» y que «la democracia no se conquista ni se defiende con violencia», sino con «diálogo y respeto en el disenso».

Etiquetas
Comentarios