Despliega el menú
Internacional

Cerca de 250.000 menores en el mundo son obligados a ser soldados

Este domingo se celebra en Madrid una carrera, cuyos beneficios se destinarán a la educación de niños y profesores en Sudán del Sur.

Más de 230 millones de menores viven en zonas en guerra y, a pesar de que se desconocen datos exactos, se calcula que en diecisiete países cerca de 250.000 niños tienen que ejercer como soldados, han recordado este domingo diversas ONG con motivo del Día Internacional contra la Utilización de Menores Soldado.

Para denunciar esta violación de derechos humanos este domingo están previstos diversos actos, entre ellos la VI Carrera solidaria "Corre por una causa, corre por la educación", organizada por la ONG Entreculturas y que tiene lugar en la Casa de Campo de Madrid.

En esta ocasión, los fondos recaudados irán destinados a Sudán del Sur para la educación de 945 niños y la formación de 50 profesores de la localidad de Maban, donde en la actualidad conviven 135.000 refugiados sudaneses y 15.000 desplazados internos que han huido de los conflictos de Sudán y Sudán del Sur.

Según Naciones Unidas, más de tres millones de personas se han visto forzadas a huir de sus hogares en Sudán del Sur. Además, 1,8 millones de personas están desplazadas en el interior del país y 1,4 millones de personas refugiadas en países vecinos.

También Entreculturas y el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) han animado en un comunicado a sumarse a la Red Mundial de Oración del Papa por la causa de los menores soldado.

Estas ONG trabajan en la actualidad en promover la educación entre los menores de la República Centroafricana, Sudán del Sur y Colombia con el fin de que los pequeños recuperen su vida normal para que "vuelvan al lugar donde deberían estar: el colegio".

En esos países realizan sesiones de apoyo psicosocial y de formación, incluyendo acciones para la paz y la reconciliación.

Por su parte, la Fundación World Vision España -ONG cristiana de desarrollo y ayuda humanitaria- ha lanzado una pieza de realidad virtual en la que los usuarios pueden vivir en primera persona la experiencia de Kame, un niño soldado al que le han robado la infancia.

"La realidad virtual puede conectarnos y crear empatía abriendo nuestros ojos a la perspectiva de otra persona", ha señalado esta Fundación, que ha añadido que también esta nueva tecnología puede servir para que niños que han sufrido violencia puedan recuperarse emocionalmente.

Etiquetas
Comentarios