Despliega el menú
Internacional

Un camión arrolla a una multitud en un mercadillo berlinés y deja doce muertos y decenas de heridos

Las autoridades evitan hablar de ataque si bien reconocen que todo apunta a un atentado. Asimismo la principal hipótesis es que el camión, en el que encontraron el cadáver de un polaco, fue robado.

Un camión arrolla a varias personas en Berlín
Un camión arrolla a varias personas en Berlín
Reuters

Al menos doce personas han muerto y 50 han resultado heridas a causa del atropello masivo que se ha producido este lunes en Berlín cuando un camión ha irrumpido en un mercado navideño en lo que, según fuentes policiales, sería un ataque terrorista.

Varios medios locales coincidieron en informar de que el conductor, que fue detenido poco después en las cercanías, es un paquistaní o afgano que llegó como refugiado Alemania el pasado febrero y el camión fue robado de una obra en la vecina Polonia.

La Policía de Berlín ha afirmado este martes que "hay sospechas" de que el camión utilizado en el atropello masivo en la capital alemana, que se ha saldado doce muertos y 30 heridos, habría sido robado.

"Hay sospechas de que este camión fue robado en una obra en Polonia. Las investigaciones siguen activas", ha indicado la Policía berlinesa a través de su cuenta oficial en la red social Twitter.

Un camión ha embestido contra el mercado navideño situado junto a la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm, arrollando a las decenas de personas que estaban visitándolo. Fuentes policiales han asegurado que se trata de un atentado, pero el Gobierno alemán ha subrayado que tod apunta a un ataque los hechos aún no están claros.

El conductor del camión, con matrícula polaca, se ha dado a la fuga, mientras que la otra persona que viajaba en el vehículo ha muerto, al parecer, a causa del impacto. La Policía ha anunciado la detención de un sospechoso, aunque no se sabe si es el conductor.

La Policía ha confirmado doce muertos y varios heridos y ha indicado que entre las víctimas habría varios estudiantes. Los medios de comunicación alemanes, por su parte, hablan de al menos 50 personas lesionadas.

El ministro alemán de Interior, Thomas de Maizière, rechazó confirmar que el brutal atropello sea un atentado, pero reconoció que "mucho apunta en esa dirección".

En declaraciones a la televisión pública alemana, De Maizière pidió dejar trabajar a las fuerzas de seguridad, que están interrogando a un sospechoso, presumiblemente el conductor del camión.

El ministro señaló que conocen informaciones que están difundiendo diversos medios y que atribuyen el atentado al Estado Islámico, pero se negó a especular al respecto recordando que es práctica habitual del grupo terrorista atribuirse ataques.

El suceso se produjo sobre las 20.15 hora local (19.15 GMT). El conductor del camión se ha dado a la fuga, mientras que la otra persona que viajaba en el vehículo -y que según las fuerzas de seguridad sería de nacionalidad polaca- ha muerto "en el lugar", al parecer, a causa del impacto, de acuerdo con la Policía. Otro individuo ha sido detenido, pero se desconoce si es el conductor.

Ariel Zurawski, el director de la empresa a la que pertenecía el camión, de matrícula polaca, ha contado a la cadena alemana N24 que el chófer habló con su mujer por última vez a las 16.00 y que el último contacto con la compañía fue alrededor de las 12.00.