Despliega el menú
Internacional

Trump enfada a China

Trump puso en duda que sea necesario seguir con esa política y China responde que el asunto "está fuera de discusión".

Donald Trump.
Donald Trump.
AFP

El gobierno chino advirtió este lunes al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, de que, si no respeta la política de "una sola China", no habrá estabilidad en las relaciones entre ambas potencias.

Si se mantiene ese principio -por el que Pekín insiste en que se le reconozca como al único Gobierno de China mientras que Taiwán es una provincia rebelde-, "el desarrollo estable de las relaciones entre China y Estados Unidos está fuera de discusión", afirmó este lunes un portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Geng Shuang.

Geng aseguró que el Gobierno chino "está seriamente preocupado" por las declaraciones de Trump: "quiero enfatizar que la cuestión de Taiwán es realmente un interés central para China".

En una entrevista emitida el domingo por la cadena de televisión Fox News, Trump puso en duda que sea necesario seguir con la política de "una sola China", guía que ha supuesto la base de las relaciones bilaterales entre China y EE. UU. desde 1972, siete años antes de que restablecieran por completo sus lazos diplomáticos.

"La adhesión al principio de 'una sola China' representa los cimientos políticos para el desarrollo de las relaciones entre China y Estados Unidos", recordó este lunes Geng.

"Si (el principio de 'una sola China') se ve comprometido o interrumpido, el crecimiento estable de las relaciones entre China y Estados Unidos, así como la cooperación en las áreas más importantes, está fuera de discusión", reiteró.

El portavoz subrayó que "urgimos a la nueva administración estadounidense y a sus líderes a que admitan la sensibilidad de la cuestión de Taiwán y se adhieran a la política de 'una sola China', así como a los principios establecidos por los tres comunicados conjuntos entre China y Estados Unidos".

"Urgimos -continúo- a que Estados Unidos gestione este asunto de manera adecuada y prudente para que no interrumpa o dañe los intereses generales de las relaciones bilaterales".

Esto, dijo Geng, "no afecta sólo a los intereses fundamentales de las relaciones entre China y Estados Unidos, sino también a la paz, la estabilidad y la prosperidad de Asia-Pacífico y del resto del mundo".

Etiquetas
Comentarios