Despliega el menú
Internacional

La ayuda humanitaria sigue sin acceder a Alepo mientras la violencia se renueva

"Ahora mismo hay un alto el fuego en vigor en Siria y la operación sigue en marcha", aseguró el portavoz de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Siria, David Swanson.

Estragos de uno de los últimos ataques sobre Alepo
AL MENOS 23 MUERTOS POR BOMBARDEOS SOBRE DIFERENTES BARRIOS DE ALEPO
Reuters

La tregua vigente en Siria desde el pasado lunes expira a la medianoche de este domingo, mientras la ayuda humanitaria todavía no ha podido acceder a los barrios asediados de Alepo (norte), donde se registró el primer bombardeo desde la entrada en vigor del alto el fuego.

Los cuarenta camiones de ayuda humanitaria enviados por la ONU continúan estancados en la frontera sirio-turca a la espera de poder a acceder a los barrios este de Alepo, confirmó el portavoz de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Siria, David Swanson.

"No podemos prever cuándo la ayuda va a entrar, pero esperamos que sea lo más pronto posible", dijo Swanson, que expresó su frustración por la "falta de progreso" en la operación iniciada a principios de la semana.

La entrega de la ayuda peligra ante el fin esta noche de la tregua entre las fuerzas gubernamentales sirias y los grupos armados opositores, pero el representante de la OCHA no quiso pronunciarse sobre qué ocurrirá a partir de ese momento.

"Ahora mismo hay un alto el fuego en vigor en Siria y la operación sigue en marcha", aseguró.

La distribución de la asistencia humanitaria a los distritos sitiados de Alepo, en manos de los rebeldes, es uno de los puntos del acuerdo de alto el fuego en Siria alcanzado por Washington y Moscú el pasado 9 de septiembre.

Precisamente, ese pacto peligra después de que ayer la coalición internacional liderada por EEUU bombardeara "por error" posiciones de las tropas sirias y causara la muerte de al menos 90 soldados y heridas a 110, según las últimas cifras ofrecidas por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Después de ese incidente, la violencia se ha recrudecido en varios puntos de Siria, donde al menos 170 personas han muerto desde la noche de ayer, entre civiles y combatientes, según el Observatorio.

Los aviones de guerra volvieron a bombardear hoy Alepo, por primera vez desde que se hizo efectiva la tregua, causando al menos un muerto y un número indeterminado de heridos.

Los aparatos, de origen desconocido, lanzaron varios misiles sobre distintos barrios rebeldes de Alepo y en el barrio de Al Sajur falleció una mujer y otros residentes resultaron heridos.

Se cree que el bombardeo fue efectuado por el régimen sirio o por Rusia, cuyas aviaciones habían golpeado intensamente Alepo en las pasadas semanas, hasta que el cese de hostilidades redujo en gran medida los niveles de violencia.

Por otra parte, aviones de guerra también golpearon las aldeas de Hatla, en el este de la provincia de Deir al Zur (noreste), y de Al Salehiya, en el acceso norte de esta misma región, lo que causó un número indeterminado de heridos.

Deir al Zur ha sido escenario de ataques aéreos y combates desde el bombardeo de la coalición internacional contra las tropas sirias en el monte Al Zadra, cerca del aeropuerto militar de Deir al Zur, que aún está controlado por Damasco.

En la misma zona, el grupo terrorista Estado Islámico (EI) derribó hoy un avión tipo Mig-23 del Ejército sirio en las afueras de Deir al Zur, lo que causó la muerte del piloto.

La agencia oficial de noticias siria, SANA, informó de que el avión fue abatido durante "una misión de combate contra el EI" en Deir al Zur, mientras que la agencia Amaq, vinculada a los yihadistas, señaló que "disparos de combatientes del EI" derribaron un avión de guerra de las fuerzas del régimen.

Los territorios controlados por el EI y por otros grupos extremistas están excluidos del cese de hostilidades, por lo que han seguido siendo blanco de los ataques de la coalición internacional y las aviaciones rusa y siria.

Por otra parte, el Observatorio denunció que al menos nueve civiles murieron hoy, entre ellos dos niños, y decenas resultaron heridos en un ataque perpetrado por helicópteros militares en la provincia meridional de Deraa.

Los aparatos lanzaron barriles explosivos sobre zonas de la localidad de Dael, en el centro de la provincia, siendo estos proyectiles habitualmente empleados por el régimen sirio contra zonas habitadas por civiles.

El Observatorio destacó que las violaciones del acuerdo de cese de hostilidades han ido aumentando hasta hoy, después de que los primeros días reinara la calma en la mayor parte de las zonas de Siria.

Etiquetas
Comentarios