Despliega el menú
Internacional

El camión salvó las barreras policiales por la acera

El ministro del Interior ha explicado que el vehículo se introdujo de forma muy violenta y ha salido al paso de las críticas al dispositivo policial.

Imágenes posteriores al atentado en Niza
Un camión atropella a una multitud en Niza
Agencias

El camión que causó la matanza en Niza entró en el paseo de los Ingleses pese a las barreras y a los coches de policía que cerraban el paso en la calzada subiéndose a la acera, explicó este sábado el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve.

"Fue por la acera y de forma muy violenta por donde el camión consiguió penetrar" en el bulevar, y eso permitió al autor de la matanza, Mohamed Lahouaiej Bouhlel, "cometer su crimen", precisó Cazeneuve al término de una reunión del Gobierno dedicada al atentado presidida por el jefe del Estado, François Hollande.

En la calzada había vehículos de policía que "hacían imposible" entrar en la zona restringida al tráfico y que había sido peatonalizada con motivo de los fuegos artificiales de la fiesta nacional francesa, que presenciaron 30.000 personas.

El ministro se defendió de las críticas de responsables de la oposición de derechas, y en particular del presidente de la región de Niza, Christian Estrosi, que han denunciado que el dispositivo policial era insuficiente para garantizar la seguridad de un evento con tanto público.

Cazeneuve hizo hincapié en que ese dispositivo lo había preparado su departamento "en estrecho contacto" con el Ayuntamiento, como ocurre en estos casos, lo que garantizaba "un alto nivel de seguridad" y sostuvo que si una de las dos partes no lo hubiera considerado así se podría haber anulado el acto.

Afirmó que la Policía Nacional "estaba presente y muy presente" en el paseo de los Ingleses aquella noche, y que fueron sus agentes los que actuaron "inmediatamente" abriendo fuego contra el chófer del camión, lo que permitió abatirlo y acabar con la matanza.

"En estos momentos de luto, hay que mantener la dignidad" y eso significa "no caer en polémicas, sobre todo cuando pueden estar alimentadas por falsedades", argumentó.

Según las cifras que se han divulgado, junto a una cincuentena de agentes municipales, el dispositivo se componía de 185 policías nacionales y una decena de militares de la operación Sentinelle.

Antes de que Cazeneuve tomara la palabra, el portavoz del Gobierno, Stéphane Le Foll, había lanzado, en nombre de Hollande, un mensaje en dirección de la derecha ante sus críticas por la gestión de la amenaza terrorista y sus peticiones de medidas policiales excepcionales.

Le Foll subrayó que el jefe del Estado había recordado ante los miembros de su Ejecutivo que Francia necesita "cohesión" en estos momentos y que "es un país que respeta sus valores y sus principios republicanos".

"Estamos en un momento en que hay tentaciones de dividir el país. Frente a ese riesgo, hay que recordar la unidad y la cohesión (...) en torno a los valores de la República", argumentó.

Etiquetas
Comentarios