Despliega el menú
Internacional

​Cameron: "Los que apoyamos la guerra tenemos que asumir esa responsabilidad"

Un informe señala que la decisión de invadir Iraq, tomada por el Gobierno de Tony Blair, se basó en pruebas "defectuosas".

David Cameron, este martes en Bruselas.
David Cameron, este martes en Bruselas.
AFP

El primer ministro del Reino Unido, el conservador David Cameron, dijo que todos los partidos, incluido el suyo, y los parlamentarios que apoyaron la guerra contra Iraq de 2003 tienen que asumir su responsabilidad.

"Todos los que votamos (en la Cámara de los Comunes) a favor de atacar Iraq debemos asumir nuestra parte justa de responsabilidad", afirmó el jefe del Gobierno, al analizar las conclusiones del informe de John Chilcot sobre ese conflicto bélico.

En su exhaustivo documento, Chilcot señala que la decisión de invadir Iraq, tomada por el Gobierno del entonces primer ministro laborista Tony Blair, se basó en pruebas "defectuosas" y socavó la autoridad de las Naciones Unidas, al efectuarse sin una resolución del Consejo de Seguridad.

En su intervención ante el Parlamento, Cameron reconoció brevemente que todos los diputados, incluidos los de su partido -muy partidarios de atacar Iraq-, debían asumir su responsabilidad por la mala gestión y resultados de esa guerra.

Sin embargo, insistió en que en ningún momento Chilcot halló pruebas de "ilegalidad" ni de "engaño" por parte de Blair, quien convenció a los Comunes de apoyar la invasión sobre la base de que el expresidente iraquí Sadam Husein tenía armas de destrucción masiva, lo que resultó ser falso.

"No dice explícitamente que hubiera un intento expreso de engañar a la gente", incidió.

El líder conservador también advirtió de que los resultados de este informe no implican que no haya ocasiones en que la guerra es necesaria, y justificó su controvertida decisión de atacar Libia en 2011.

"Creo que era innecesario intervenir", aseguró.

Cameron destacó la "independencia" del autor del informe, que realizó 150 entrevistas que se incluyen en doce volúmenes con 2,6 millones de palabras, y alabó la labor de los militares británicos.

En este sentido, se comprometió a "cuidar para siempre" de los veteranos que resultaron heridos en el conflicto bélico, que fue liderado por los Estados Unidos con el apoyo del Reino Unido y España.

El primer ministro anunció que la semana próxima se dedicarán dos días para debatir las conclusiones del informe Chilcot en la Cámara de los Comunes. 

Etiquetas
Comentarios