Despliega el menú
Internacional

Acaba la operación policial vinculada al presunto terrorista que planeaba un ataque en París

Los registros policiales, realizados con la ayuda de un perro detector de explosivos y de detectores de metales, se concentraron en unos arbustos situados en la parte posterior de una estación de servicio y en un restaurante.

Imágenes de la operación policial vinculada al presunto terrorista que planeaba un ataque en París.
Imágenes de la operación policial vinculada al presunto terrorista que planeaba un ataque en París.
Afp

La Policía federal belga dio por concluida una operación realizada este jueves en la localidad de Cortrique (oeste de Bélgica) en relación con el presunto yihadista francés Reda Kriket, detenido el pasado jueves en Francia cuando, según las autoridades galas, ultimaba un atentado terrorista.

El operativo, en el que participaron conjuntamente policías belgas y franceses, tuvo lugar en Marke, un distrito de esa localidad, informó el Ministerio Público en un comunicado.

En el lugar, próximo a la autopista E17, se produjo también un importante despliegue militar. La operación, que comenzó alrededor de las 09.00 GMT, se prolongó hasta pasadas las 12.30 GMT.

Los registros policiales, realizados con la ayuda de un perro detector de explosivos y de detectores de metales, se concentraron en unos arbustos situados en la parte posterior de una estación de servicio en esa carretera y en un restaurante, informa la agencia Belga.

La Fiscalía señaló en un comunicado que la operación se desarrolló en el marco de la investigación que condujo a la detención de Kriket en Argenteuil (Francia) y subrayó que no daría más informaciones ni precisiones suplementarias sobre los resultados del registro.

Kriket, que ya fue condenado en Bélgica en un caso sobre terrorismo, fue inculpado este miércoles por la Justicia francesa y puesto bajo detención provisional.

En Bélgica fueron detenidos el 25 de marzo Rabah N. y Abderamane A., ambos inculpados por terrorismo con relación al plan de atentado frustrado.

El sospechoso, de 32 años, ha sido imputado por asociación de malhechores con fines terroristas y por tenencia de armas y explosivos, entre otros cargos.

El fiscal de París, François Molins, indicó que en el apartamento alquilado por Kriket en Argenteuil, a las afueras de París, bajo una falsa identidad, se encontró gran cantidad de material para fabricar bombas, además de cinco fusiles de asalto kaláshnikov, una metralleta, siete pistolas y numerosa munición.

También hallaron siete teléfonos nuevos, que Molins dijo que podrían haber servido para coordinar el atentado, y pasaportes robados, para moverse con identidades falsas, al tiempo que indicó que no se ha podido determinar cuál era el objetivo del atentado.

Etiquetas
Comentarios