Despliega el menú
Internacional

Arabia Saudí ordena revisar los planes de seguridad tras la estampida humana en La Meca

Según el último balance oficial, al menos 717 personas han muerto y 805 han resultado heridas.

La avalancha causó más de 700 muertos.
La avalancha causó más de 700 muertos.
Reuters

El rey Salman de Arabia Saudí ha ordenado revisar los planes de seguridad para el Hajj, la tradicional peregrinación a La Meca, tras la estampida humana que se ha producido este jueves en el valle de Mina y que ha dejado más de 700 muertos.

En un discurso transmitido por Al Arabiya, Salman ha considerado necesario analizar en detalles las medidas de seguridad vigentes sobre esta celebración religiosa con el fin de identificar las deficiencias y mejorar la normativa al respecto.

Además, el monarca suní ha ordenado iniciar una investigación exhaustiva para determinar el origen de lo que ha descrito como "un doloroso incidente".

La estampida humana se ha producido, por razones que aún se desconocen, en una zona de tránsito entre los campamentos de los peregrinos y el puente Jamarat, lugar desde el que los musulmanes lapidan simbólicamente a Satán.

Según el último balance oficial, al menos 717 personas han muerto y 805 han resultado heridas, muchas de las cuales están semiinconscientes. Las víctimas están siendo atendidas en decenas de centros médicos, lo que ha sumado al caos un enjambre de ambulancias.

La avalancha ha tenido lugar en una de las calles principales que lleva hasta el puente de Jamarat. Aquí ya se han registrado avalanchas con muertos en otras ocasiones, lo que llevó a las autoridades saudíes a ampliar el puente para facilitar el tránsito y evitar nuevos desastres. 

El Hajj, peregrinación anual a La Meca, comenzó este martes y las autoridades han previsto la participación de unos dos millones de personas.

El recorrido de ocho kilómetros que separa el valle inhabitado de Mina de La Meca lo realizan miles de personas cada día en medio de grandes medidas de seguridad.

La Meca es el destino de millones de musulmanes con motivo del Hajj. En 2014, el Gobierno saudí limitó el número de peregrinos por motivos de seguridad debido a las obras en la Gran Mezquita.

Precisamente, este incidente llega después de que el pasado 11 de septiembre la caída de una grúa sobre la Gran Mezquita de La Meca acabara con la vida de 111 personas.

Además de la caída de la grúa, en la última semana se han registrado dos incendios en sendos hoteles de La Meca, incidentes que se han saldado con seis heridos de levedad y la evacuación de más de 2.500 peregrinos de dichos inmuebles.

Etiquetas
Comentarios