Despliega el menú
Internacional

Schettino recurre su condena a 16 años por el naufragio del crucero Costa Concordia

El suceso costó la vida a 32 personas y causó 64 heridos, además de dejar los restos del barco durante dos años varados ante la isla de Giglio.

Trabajos para devolver al barco a posición vertical
Comienza la operación para enderezar el Costa Concordia
AFP

El capitán italiano del crucero Costa Concordia, Francesco Schettino, cuyo barco naufragó en enero de 2012 en Italia y en el que murieron 32 personas, recurrirá la sentencia que le condenó a 16 años de prisión el pasado 11 de febrero.

El abogado del comandante, Saverio Senese, anunció este jueves que ha presentado el recurso ante el Tribunal de apelación de Florencia al considerar que el tribunal de primera instancia ha cometido "graves errores" al dictaminar la que considero "una sentencia equivocada". Senese, como ya hizo durante el proceso, explicó que ha vuelto a pedir la absolución de su defendido.

Los defensores de Schettino han alegado siempre que el capitán evitó una tragedia mayor de la ocurrida con su maniobra de acercamiento a las costas de la isla del Giglio tras impactar con un escollo. El tribunal de apelación de Florencia tendrá que examinar el recurso presentado hace unos días también por la Fiscalía de Grosseto, la localidad del centro de Italia donde se celebró el juicio.

Los fiscales Maria Navarro, Stefano Pizza y Alessandro Leopizzi consideran "incongruente" la sentencia, ya que ellos habían pedido que el capitán del crucero fuese condenado a 26 años de prisión al considerarle "culpable consciente" de los hechos, informaron los medios italianos. Schettino fue condenado el pasado 11 de febrero a una pena de 16 años y un mes por el delito de naufragio culposo, homicidio culposo, abandono de la nave y por no haber informado inmediatamente a las autoridades portuarias de la colisión contra el escollo que provocó el accidente.

El comandante, de 55 años, no ha entrado en prisión ya que se trata de una condena en primera instancia y porque los magistrados han considerado que no existe peligro de fuga. Además fue inhabilitado durante cinco años para ejercer de capitán de nave y a perpetuidad para ocupar cargos públicos. El proceso comenzó en julio de 2013 y Schettino era el único acusado, ya que el resto de imputados habían pactado sus penas de 23 meses y 18 meses en un proceso paralelo. Los hechos se produjeron la noche del 13 de enero de 2012 cuando el crucero, en el que viajaban 4.229 personas, encalló frente a los rocosos acantilados de la isla toscana del Giglio, adonde se acercó para "saludar" siguiendo una tradición marinera. El suceso costó la vida a 32 personas y causó 64 heridos, además de dejar los restos del barco durante dos años varados ante la isla de Giglio.

Etiquetas
Comentarios