Despliega el menú
Internacional

​Así es la reforma radical de Europa de los 'sabios alemanes'

La hipotética reforma incluiría la posibilidad de que 'estados no cooperativos' abandonasen el euro.

El Consejo Asesor de Economistas del Gobierno alemán, los llamados 'cinco sabios', plantean una reforma radical de la arquitectura de la eurozona, que incluiría una reglamentación de quiebras estatales y la posibilidad de que 'estados no cooperativos' abandonasen el euro.

"Un estado a largo plazo no cooperativo no debe amenazar la existencia del euro. Por eso, en opinión del consejo, la salida de un estado de la unión monetaria tiene que ser posible como último recurso", señalan los 'sabios' en un comunicado en el que presentan un informe especial sobre la eurozona.

"Lecciones de la crisis griega para una eurozona estable" es el título del documento publicado este martes y presentado a través de una conferencia de prensa telefónica. El informe parte de la constatación de que la crisis griega puso de relieve fallos en la arquitectura de la eurozona, que debe fortalecerse profundizando la unión bancaria.

Además. se propone remodelar los mecanismos de manejo de las crisis para que sea posible "una insolvencia estatal ordenada", de manera que se pueda hacer frente a la falta de cooperación de un estado. El informe rechaza además la posibilidad de una mutualización de la deuda, a través de eurobonos o mecanismos alternativos, mientras no haya una unión política, para lo cual, de momento, no hay voluntad en los estados miembros.

"Para mantener la cohesión de la unión monetaria hay que reconocer que los votantes en los países acreedores no están dispuestos a financiar a largo plazo a los países deudores", dijo el presidente del Consejo, Christoph M. Schmidt. Además, también se rechazan medidas que pueden ser efectivas a corto plazo, como la creación de un seguro de desempleo europeo o de un gobierno económico, ya que, en opinión de los sabios, generarían inestabilidad a medio plazo al no estar acompañadas de una cesión de soberanía por parte de los estados miembros.

"Traspasar costos potenciales a la comunidad sin una cesión de soberanía en la política económica y financiera por parte de los estados miembros llevarían tarde o temprano a más inestabilidad", advierten los 'sabios'. Pese a las necesidad de reformas en la eurozona, estos expertos creen que la política de gestión de la crisis ha tenido éxitos claros, que pueden perderse de vista debido a los problemas particulares del caso griego.

"En primer lugar, se conjuró una crisis financiera sistémica que hubiera podido perjudicar gravemente a todos los miembros de la eurozona", dice el informe.

Además, se crearon instituciones importantes como el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y, según los 'sabios', los programas de rescate paliaron los efectos de la crisis en los países afectados.

"Sin la ayuda de los socios europeos y del FMI, los países en crisis se hubieran visto forzados a hacer ajustes mucho más dolorosos", aseguró Schmidt. "Los créditos de ayuda extendieron a varios años la consolidación de los presupuestos. Por eso los programas de rescate ayudaron a evitar una política de austeridad más dura", agregó.

Etiquetas
Comentarios