Despliega el menú
Internacional

​El Consejo de Seguridad de la ONU condena los bombardeos del régimen sirio en Alepo

La organización destaca en un comunicado el "uso de barriles explosivos", que han dejado "numerosos civiles muertos y heridos, incluidos niños".

Vida entre los escombros de Alepo
Vida entre los escombros de Alepo

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó los recientes bombardeos del régimen sirio sobre la ciudad de Alepo y el resto de ataques indiscriminados contra civiles perpetrados por distintos grupos en el país, con mención especial a las crecientes acciones del Estado Islámico (EI) y otros yihadistas.

El Consejo, en un comunicado, expresa su "indignación por todos los ataques contra civiles" y las acciones "indiscriminadas" como bombardeos.

Destaca el "uso de barriles explosivos" durante "los últimos días" en Alepo y otras áreas de Siria, que han dejado "numerosos civiles muertos y heridos, incluidos niños".

La nota no hace referencia a la autoría de esos bombardeos, pero organizaciones como el Observatorio Sirio de Derechos Humanos han denunciado repetidamente los ataques gubernamentales con ese tipo de explosivos lanzados desde helicópteros, que habrían dejado casi un centenar de víctimas en los últimos dos días.

El Consejo de Seguridad recuerda a todas las partes del conflicto que están obligadas por la ley internacional a evitar "ataques indiscriminados y ataques contra civiles y objetivos civiles".

En ese sentido, reitera "la responsabilidad principal de las autoridades sirias de proteger a la población" y pide que se tomen todas las medidas posibles para ello.

Además, el máximo órgano de decisión de la ONU condena "los crecientes ataques terroristas" por parte del EI, el Frente al Nusra y otros grupos yihadistas y reclama a todas las partes del conflicto que se comprometan para terminar con esas acciones.

Al mismo tiempo, recuerda que las medidas contra los terroristas deben cumplir con la legislación internacional y garantizar el respeto de los derechos humanos.

Según los miembros del Consejo de Seguridad, la crisis siria sólo puede terminar mediante un proceso político liderado desde el país.

En ese sentido, respaldan los esfuerzos de mediación del enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura.

Los quince países del Consejo pactaron el comunicado después de recibir información de la oficina humanitaria de las Naciones Unidas, en un movimiento poco habitual dada la profunda división que vive el órgano en torno a Siria y la habitual defensa del régimen de Bachar al Asad por parte de Rusia.

Etiquetas