Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

España releva a Holanda en el despliegue aliado de misiles Patriot en Turquía

Esta misión se encuentra dentro de una operación de la OTAN para defender el espacio aéreo turco.

España relevó este lunes a Turquía en el despliegue de una batería de misiles antiaéreos Patriot en Adana (sur de Turquía), en el marco de una operación de la OTAN para defender el espacio aéreo turco y del resto de la Alianza frente a posibles ataques procedentes de Siria.

En una ceremonia en la base aérea de Incirlik, en Adana, a unos 120 kilómetros de la frontera con Siria, España sustituyó oficialmente a Holanda en esta misión con la instalación de una batería antiaérea, compuesta de seis lanzadores y su correspondiente sistema de radar, entre otros elementos.

El contingente español, junto a militares alemanes y estadounidenses, contribuirá durante un año a la protección del cielo de Turquía y del resto de las naciones de la OTAN frente a ataques con proyectiles procedentes de terceros países.

A la ceremonia, en la que se sustituyó la bandera holandesa por la española, asistieron el comandante del contingente español desplazado, teniente coronel Jorge Cotorruelo, así como su homólogo neerlandés, Niels Vredegoor, y el segundo comandante general del Ejército turco, Adem Huduti.

"No tengo dudas de que España encajará en el sistema como un guante", dijo en la ceremonia Vredegoor, quien agradeció a España que "nos releve en esta misión".

Por su parte, Cotorruelo aseguró que España "continúa con la misión de proporcionar seguridad" a los habitantes de la ciudad de Adana.

"España tiene el compromiso de defender de los misiles sirios en la frontera de la Alianza", indicó, a la vez que afirmó que "la seguridad es uno de los principales pilares para el desarrollo de nuestras sociedades".

"Nos encontramos dando el relevo a la unidad de defensa antiaérea holandesa que estaba desplegada aquí en Adana", señaló por otro lado el jefe de la batería Patriot española, el capitán Luis Millán Burgos.

Explicó que el contingente español consiste en aproximadamente unas 150 personas, una batería y una unidad de apoyo "bastante importante" que va a estar desplegada "durante al menos un año".

"El despliegue consiste en una batería Patriot con su sección de control y su sección de fuego, con un total de seis lanzadores de a cuatro misiles", dijo Burgos.

Añadió que cada lanzador está equipado con "un tipo de misil para contrarrestar la amenaza que suponen los misiles balísticos de teatro, los misiles TBM, de los cuales Siria tiene un importante Arsenal, sobre todo de misiles Scud Bravo y Scud Charlie".

"Tienen un alcance más que suficiente como para llevar a cabo ataques dentro de Turquía", dijo el militar español, que destacó el carácter "defensivo" de la misión aliada.

Mientras la misión española está basada en Adana, la quinta ciudad más poblada de Turquía, las unidades de Estados Unidos y Alemania (cada país ha puesto a disposición e la OTAN dos baterías antiaéreas) están situadas en Kahramanmaras y Gazíantep, respectivamente, también próximas a la frontera sur de Turquía.

Este conjunto de sistemas de defensa antimisiles están bajo control operacional y mando táctico de Aircom, el mando aéreo de la OTAN emplazado en Ramstein (Alemania).

La mayoría de los efectivos españoles proceden del Regimiento de Artillería Antiaérea número 74, aunque también del Cuartel General y de la Unidad de Transmisiones del Mando de Artillería Antiaérea.

El pasado 15 de enero España completó el despliegue de su misión con la llegada a Incirlik de algo más de un centenar de militares, que se unió a otra treintena de efectivos y al sistema de armas y vehículos de la batería antiaérea de misiles que habían llegado a la base el día 10.

Según el Ejército de Tierra español, la participación de la unidad Patriot en esta misión internacional supone un hito histórico para la artillería antiaérea española, que nunca había desplegado fuera del territorio nacional defensa antiaérea con capacidad antimisil, un gesto por el que la Alianza Atlántica ha mostrado su agradecimiento.

La OTAN desplegó en 2013 seis baterías antimisiles de Holanda, Alemania y Estados Unidos para aumentar las capacidades defensivas de Turquía de cara a la defensa de su población ante las amenazas procedentes del conflicto sirio, principalmente.

En respuesta a una petición del Gobierno de Turquía, los ministros de Exteriores aliados decidieron en diciembre de 2012 aumentar las capacidades de defensa de ese país miembro de la Alianza para la defensa de su población y territorio, así como para contribuir a reducir la escalada de la crisis en esa frontera.

La misión de estas baterías de misiles es puramente defensiva y, según la OTAN, prueba la solidaridad entre los aliados y ejemplifica la que considera que es "piedra angular" de la organización: la defensa colectiva.

Etiquetas