Despliega el menú
Internacional

Confusión y ataques en el primer día de negociaciones

Ambas partes se reúnen con el mediador internacional en habitaciones separadas para comenzar el acuerdo de paz.

La delegación del gobierno sirio amenaza con irse de Ginebra
La delegación del gobierno sirio amenaza con irse de Ginebra

Las negociaciones de paz para Siria comenzaron este viernes formalmente rodeadas de un clima de confusión, amenazas y ataques mutuos entre las delegaciones del Gobierno y la oposición, una actitud que empaña las esperanzas de llevar a buen puerto las conversaciones.

Estaba previsto que las dos delegaciones llegaran este viernes a la sede de la ONU en Ginebra para negociar, aunque en habitaciones separadas, con el mediador internacional Lajdar Brahimi como intermediario, algo que finalmente no sucedió.

Éste se reunió por la mañana con la delegación del régimen y por la tarde con la de la oposición, lo que provocó el enfado de la representación gubernamental encabezada por el ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid al Mualem, quien acusó a la otra parte de "falta de seriedad y disposición" y amenazó con marcharse si no empieza mañana el trabajo serio.

Para calmar los rumores que apuntaban una posible ruptura de las conversaciones, el presidente de la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza opositora, Ahmed Yarba, afirmaba en su cuenta de Twitter que esta delegación no va a alterar su agenda y mantiene su reunión con Brahimi.

"Nuestra estrategia para el viernes sigue intacta. El equipo negociador tiene una reunión con Brahimi a las 16.00 (hora local)", decía.

Yarba designó el viernes al secretario general de la CNFROS, Hadi al Bahra, como nuevo negociador jefe las conversaciones de paz; aunque él seguirá al frente de la delegación y no abandonará Suiza.

Un histórico dirigente de la oposición siria en el exilio, Burhan Galion, afirmó que el Gobierno está usando la "desinformación" para crear pánico en el inicio de las negociaciones.

"La oposición no se retirará jamás de estas negociaciones hasta la realización de la paz en Siria. Al Gobierno le gustaría ver que esto suceda y extiende rumores de que las negociaciones se están derrumbando", explicó Galion, miembro de la delegación de la Coalición.

Galion precisó que la oposición está dispuesta a negociar incluso directamente, a pesar de que el régimen es "asesino", y lo acusó de "inventar excusas" y no hacer otra cosa que defender la permanencia en el poder del presidente Bachar al Asad.

Desde el Gobierno, el viceministro sirio de Exteriores, Faisal Maqdad, entraba en este cruce de ataques al acusar a la oposición de "hipócrita", además de manifestar su "decepción" por la ausencia de ésta en la primera reunión de la mañana.

En términos semejantes se expresó la asesora del Gobierno sirio Buseyna Shabaan, quien dijo que la oposición "no está lista para el diálogo".

"Hemos venido con una actitud pacífica, sin precondiciones, y en su lugar estamos escuchado una retórica belicosa", precisó, por su parte, el ministro sirio de Información, Omran al Zoubi.

Etiquetas