Despliega el menú
Internacional

Rusia

Una protesta en Moscú se salda con al menos 300 detenidos

Exigían la detención de un inmigrante por haber matado, presuntamente, a un joven ruso.

Varios miles de personas han participado este domingo en una protesta en el sur de Moscú para exigir la detención de un inmigrante por haber matado presuntamente a un joven ruso, según informa la agencia oficial de noticias rusa, RIA Novosti.

Los participantes en la protesta, que se ha saldado de momento con al menos 300 detenidos, arrasaron a golpes y lanzaron bombas de humo en un centro comercial que emplea a varios inmigrantes y se enfrentaron con las fuerzas de seguridad cuando intentaban dispersar la concentración.

Imágenes de la protesta recogidas en YouTube muestran a varios centenares de personas entrando en el centro comercial a los gritos de "¡Poder blanco"! y "¡Adelante, Rusia!".

El asesinato tuvo lugar la pasada madrugada del jueves al viernes en Biryulevo. El fallecido, un joven de 25 años de edad, volvía a casa con su novia cuando fue apuñalado hasta la muerte. El asesinato fue grabado por cámaras de seguridad y medios rusos informaron de que el supuesto asesino se trataba de un inmigrante del Cáucaso.

La protesta de este domingo es un ejemplo de la constante tensión entre ciudadanos de etnia rusa, e inmigrantes procedentes del Cáucaso y Asia Central. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, solicitó a principios de mes un incremento de los trabajadores en el ámbito de la construcción pero, en un gesto a favor del sentimiento anti-inmigración, insinuó que podría restringir la entrada de trabajadores extranjeros en otros sectores.

Etiquetas