Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Convocan a los embajadores israelíes

España, Francia y Reino Unido muestran su "disgusto" por las últimas decisiones israelíes

Rusia también hace un llamamiento a Israel a revisar sus planes de construir 3.000 asentamientos y de confiscar los impuestos recaudados a los palestinos.

El Gobierno español ha convocado al embajador israelí, Alon Bar, a una reunión para trasladar su "disgusto" por la decisión del Gobierno de Benjamin Netanyahu de congelar fondos a la Autoridad Palestina y continuar con su política de expansión de asentamientos. 

La convocatoria la ha anunciado desde Valencia el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, que se suma así a la respuesta que han dado otros países europeos como Reino Unido, Francia y Suecia a la reacción de Israel ante el reconocimiento de Palestina como 'Estado observador no miembro' de la ONU.

En declaraciones a los medios de comunicación al término del acto de presentación del nuevo Ford Kuga en Almussafes (Valencia), el ministro ha avanzado que ha dado "instrucciones" al secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, para que convoque a Bar y le haga "partícipe" del "disgusto" de España por la decisión de Israel de retener los impuestos que recauda en nombre de la Autoridad Palestina y seguir con su política de asentamientos en Cisjordania.

El ministro ha subrayado que si España votó la semana pasada a favor de elevar el estatus de Palestina en la ONU de entidad observador a 'Estado observador no miembro' fue precisamente para que sirviera de "oportunidad para hacer arrancar unas negociaciones que habían estado bloqueadas mucho tiempo" en favor de la solución de los dos Estados, "un Israel seguro y una Palestina viable".

La semana pasada, García-Margallo pidió públicamente a Israel que no cayera "en la tentación de intentar asfixiar financieramente a la Autoridad Palestina" y detuviera la política de asentamientos.

Exteriores ya convocó la semana pasada a Bar para informarle de manera oficial de la postura definitiva que adoptaría España en relación con la votación sobre el estatus de Palestina en la Asamblea General.

En ese encuentro, Bar advirtió al Gobierno de Mariano Rajoy de que apoyar el reconocimiento de Palestina como Estado observador no miembro de la ONU es un "error" porque dificultará, en su opinión, la vuelta a las negociaciones entre palestinos e israelíes.

Francia y Reino Unido han convocado también a los embajadores de Israel en sus respectivos países para manifestarles su desacuerdo con el anuncio del Gobierno israelí de la construcción de 3.000 nuevos asentamientos en Cisjordania, especialmente en la zona denominada E1, con lo que se parte 'de facto' en dos Cisjordania. 

"El embajador ha sido convocado para comunicarle nuestra desaprobación", ha explicado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores francés Philippe Lalliot. La Embajada israelí en París también ha confirmado esta información.

El Ministerio de Asuntos Exteriores británico, por su parte, ha informado a través de su cuenta en Twitter de que "el embajador israelí en Londres, Daniel Taub, ha sido convocado oficialmente al Ministerio de Asuntos Exteriores por el ministro Alistair Burt".

"Condenamos la reciente decisión del Gobierno israelí de construir 3.000 nuevas viviendas y reactivar el desarrollo del bloque E1", señala el Ministerio de Exteriores británico. Esta medida "amenaza la viabilidad de la solución de los dos estados". "Hemos instado al Gobierno israelí a dar marcha atrás a esta decisión", añade.

Francia y Reino Unido condenaron este pasado sábado el plan de Israel de ampliar los asentamientos de Cisjordania y advirtieron de que esta medida socavará la confianza de la comunidad internacional en su deseo de lograr la paz con los palestinos.

Tras la votación de la Asamblea General de Naciones Unidas que otorgó a Palestina el pasado jueves el rango de Estado observador no miembro, Israel anunció que construiría más viviendas en la Cisjordania ocupada y la confiscación de los salarios de funcionarios palestinos por valor de unos 94 millones de euros. En la votación, Francia votó a favor y Reino Unido se abstuvo.

Rusia llama a Israel a revisar su decisión

Por us parte, Rusia llamó a Israel a revisar sus planes de construir 3.000 asentamientos y de confiscar los impuestos recaudados a los palestinos.

"Llamamos a la parte israelí a revisar los anunciados planes sobre la construcción de asentamientos y a continuar la transferencia de dinero a los palestinos", informó la Cancillería rusa.

De esta forma, añade, se podrá "conservar la posibilidad de reanudar el proceso de negociaciones y alcanzar una paz justa y duradera en la región" de Oriente Medio.

"En Moscú hemos recibido con profunda preocupación estas intenciones de la parte israelí", apunta la nota diplomática.

Etiquetas