Despliega el menú
Internacional

Comienzan los contactos

Obama llama a líderes del Congreso para buscar acuerdos ante retos económicos

El reelegido presidente discutió la agenda legislativa para el resto de 2012 y reiteró su compromiso para encontrar soluciones bipartidistas a la reducción del déficit, los recortes y la creación de empleo.

El reelegido presidente de EE.UU., Barack Obama, telefoneó hoy a los líderes demócratas y republicanos del Congreso para pedirles que busquen soluciones conjuntas a los problemas económicos más apremiantes, entre ellos reducir el déficit de forma equilibrada y crear empleo, informó la Casa Blanca.

Desde su ciudad adoptiva de Chicago (Illinois), donde siguió los resultados electorales y pronunció su discurso triunfal, Obama llamó a los republicanos John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, y Mitch McConnell, líder de la minoría en el Senado.

También habló con los líderes demócratas de la mayoría en el Senado, Harry Reid, y de la minoría en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, agregó la Casa Blanca en una nota.

En sus llamadas, Obama discutió la agenda legislativa para el resto de 2012 y "reiteró su compromiso para encontrar soluciones bipartidistas a la reducción de nuestro déficit de forma equilibrada, recortes de impuestos para las familias de clase media y pequeños negocios, y para crear empleos".

Obama dijo que "el pueblo estadounidense envió el mensaje en la elección de ayer (por el martes) de que los líderes de ambos partidos necesitan dejar sus intereses de partido y trabajar con un propósito común para poner por delante los intereses del pueblo y la economía" de EE.UU.

Ante un Congreso dividido, la mayoría de los expertos vaticina que continuarán los enfrentamientos y la parálisis política en Washington, aun cuando Estados Unidos afronta una serie de desafíos como masivos recortes al gasto público y una posible subida de impuestos a fin de año.

Durante su discurso en Chicago, tras vencer en las urnas a su rival republicano, Mitt Romney, Obama nuevamente hizo una llamada a la unidad, al afirmar que el pueblo estadounidense quiere soluciones y no más juegos políticos.

Etiquetas