Internacional

Tensión nuclear

Israel agita en la ONU la alarma de un Irán nuclear

Netanyahu aseguró ante la Asamblea General de la ONU que nada amenaza más la paz mundial que un Irán con un arma nuclear.

Israel agita la alarma de un Irán nuclear mientras el 5+1 pide más presión
EFE

Israel agitó este jueves en la ONU la alarma de un Irán dotado de armas nucleares, algo que avisó podría ocurrir en menos de un año, mientras que el grupo 5+1 dijo que hace falta más presión para que Teherán tranquilice al mundo sobre la naturaleza de su programa atómico.

Irán debe actuar "con urgencia" para demostrar el carácter pacífico de su programa nuclear, afirmó la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, tras una reunión con los ministros de Exteriores de EE.UU., Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania.

La reunión en la sede de Naciones Unidas tuvo lugar después de que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, alertara ante la Asamblea General del organismo de las graves consecuencias que tendría un Irán con armas atómicas: "Nada amenaza más la paz mundial que un Irán con un arma nuclear", dijo Netanyahu, quien lamentó que ni las sanciones ni la diplomacia hayan frenado los esfuerzos del régimen islámico de Teherán por obtener el arma atómica. 

Aseguró que ya es "tarde, demasiado tarde" para detener la amenaza que plantea Irán para el mundo, ya que, según planteó con un diagrama que presentó ante el plenario de la ONU, Teherán podría tener suficiente uranio enriquecido para lograr un arma nuclear "antes del próximo verano".

Irán está sometido a sanciones internacionales del Consejo de Seguridad de la ONU, y también de la Unión Europea (UE), Estados Unidos y otros países, por el convencimiento de que su programa nuclear tiene una vertiente nuclear, mientras que Teherán afirma que es exclusivamente civil y pacífico. "Si se le impone una línea roja clara, cederá", vaticinó sobre Irán el primer ministro israelí, quien aseguró que, si ese país accede a un arma nuclear, tendría efectos similares a si la tuviera la red terrorista Al Qaeda. 

Netanyahu pareció advertir con un posible recurso a un ataque militar preventivo cuando dijo que las plantas iraníes de enriquecimiento de uranio "son visibles y todavía vulnerables".

A pesar de ello, resaltó que las líneas rojas que pide "no conducen a la guerra sino que la previenen", y puso como ejemplo cómo las líneas rojas de la OTAN "mantuvieron la paz en Europa casi alrededor de medio siglo", como también evitaron un conflicto las medidas del presidente estadounidense John F. Kennedy en la Crisis de los Misiles de Cuba de 1962.

Netanyahu insistió en que hablaba "con sentido de urgencia", la misma que pidió el grupo 5+1 a Teherán para que dé explicaciones convincentes sobre su programa atómico.

Unidad y presión

El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, recalcó que los seis países del grupo han decidido "optar por la unidad y presionar a Teherán".

Ashton, quien actúa en nombre del grupo ante las autoridades de Irán, explicó a los ministros el contenido de las conversaciones que mantuvo con el negociador iraní, Said Jalili, la pasada semana en Estambul.

Fabius insistió en que "es muy importante" que los seis países estén "completamente unidos en el comportamiento a mostrar ante Irán".

Los ministros mostraron "completa conformidad" en que Irán tiene que presentar una propuesta "creíble" para que haya una nueva ronda de negociaciones que incluya a Irán, según declaró a la prensa una alta funcionaria estadounidense que estuvo presente en el encuentro, quien añadió además: "No queremos tener negociaciones porque sí, que por ello se mantienen conversaciones informales con las autoridades iraníes, para valorar hasta qué punto son serios". 

La funcionaria recordó que en la última reunión del grupo con Irán, en mayo en Bagdad (Irak), los iraníes "estaban listos para discutir una limitación (del enriquecimiento de uranio) al 20 por ciento, pero lo que querían a cambio, un alivio de las sanciones, era inaceptable para nosotros".

Desde entonces, las conversaciones informales con representantes iraníes han conseguido que los países occidentales tengan sobre la mesa una propuesta "muy sustancial, y muy justa, pero que es sólo un primer paso de los muchos que tendrá que dar Irán para enfrentar las preocupaciones de la comunidad internacional".

El presidente de EE.UU., Barack Obama, advirtió este martes en la ONU que hará "lo que deba hacer" para evitar que Irán obtenga un arma nuclear y reiteró que el tiempo para alcanzar una solución diplomática "no es ilimitado".

Etiquetas