Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Afganistán

Al menos 14 talibanes mueren en una ola de ataques en el centro de Kabul

Los talibanes han atacado zonas cercanas al Parlamento, la embajada británica y otros edificios oficiales del área más vigilada de la capital afgana.

Un edificio en el centro de Kabul
Al menos 19 talibanes mueren en una ola de ataques en el centro de Kabul
EFE

Al menos 14 insurgentes han perdido la vida en el transcurso del ataque múltiple desarrollado este domingo contra las sedes de varias instituciones gubernamentales y embajadas en Kabul, la capital de Afganistán, y otros puntos del país, que ha dejado además 14 policías y nueve civiles heridos, según ha informado el Ministerio del Interior afgano. Los talibanes han reivindicado los ataques y han amenazado con el comienzo de la ofensiva de primavera insurgente.

De los insurgentes fallecidos, cuatro han muerto en Kabul, otros cuatro en Jalalabad, tres en Paktia y tres en la provincia de Logar, según el Ministerio.

Los talibán afganos han comenzando de este modo su "ofensiva de primavera" con una serie de ataques coordinados en Kabul contra varias embajadas del barrio diplomático -entre ellas las de Estados Unidos, Alemania y Rusia-, el Parlamento afgano, el Palacio Presidencial y la sede de la OTAN que hasta el momento ha dejado dos asaltantes muertos por los disparos de las fuerzas de seguridad.

Este ataque ha sido seguido por otras ofensivas adicionales en varios puntos del país, entre las que destaca el ataque a una base estadounidense en la provincia de Nangarhar. También se tiene constancia de asaltos contra instituciones del Gobierno afgano en las provincias de Paktia y Logar.

La Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) ha informado de ataques en al menos siete lugares distintos de la capital, Kabul, entre ellos las mencionadas embajadas. "Las fuerzas de seguridad afganas y la ISAF están dando la respuesta adecuada", ha señalado la coalición en su cuenta de Twitter.

Según los testigos, el ataque comenzó a las 14.00 en la plaza de Zanbaq, en el corazón de Kabul y cerca del enclave diplomático. El epicentro del ataque parece ser el recién construido Kabul Star Hotel, que ha sido asaltado por hombres con chalecos explosivos que desde los pisos superiores han comenzado a disparar cohetes contra la Embajada de Alemania.

Poco después de la incursión en el hotel, se han escuchado explosiones y disparos en el barrio anexo de Wazir Ajbar Jan, donde se encuentran las instituciones de Gobierno y otras sedes diplomáticas. También se tiene constancia de al menos dos explosiones cerca del Parlamento de Afganistán en la carretera de Darul-Aman.

La Embajada británica ha recibido el impacto de al menos dos cohetes, uno de los cuales ha estallado contra una torre de vigilancia. Según parece, el proyectil, una granada autopropulsada, habría sido disparado desde una vivienda cercana que suele ser empleada por diplomáticos británicos, según han informado fuentes diplomáticas a la cadena BBC.

El portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, ha anunciado que la serie de ataques coordinados que se están produciendo en Kabul y en otros puntos de Afganistán suponen el comienzo de la ofensiva de primavera insurgente. "Estos ataques son el comienzo de la ofensiva de primavera. Llevamos meses planeándolos", ha afirmado Muyahid en declaraciones a la agencia de noticias Reuters.

Por otro lado, un suicida talibán ha detonado la bomba que portaba en la entrada del Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT) de Estados Unidos en la provincia de Nangarhar, en el este del país, según han confirmado las autoridades locales.

El jefe del distrito de Behsud, Nematulá, ha explicado en declaraciones al portal de noticias afgano Jaama Press que el suicida se ha inmolado e inmediatamente después se han sucedido varias explosiones más y un tiroteo.

Nematulá ha señalado que los combates entre los insurgentes y las fuerzas gubernamentales siguen activos, por lo que no hay aún un balance oficial de víctimas. Por otra parte, tres personas han muerto y otra ha resultado herida en dos atentados suicidas perpetrados en el aeropuerto de Nangarhar, en el distrito de Behsud.

En la provincia de Paktia, un grupo de hombres armados ha ocupado un edificio oficial y enfrentándose a tiros con las fuerzas de seguridad afganas.

Ataque "ineficaces"

Pese a todo, la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) ha informado de que los ataques en el país han sido "ineficaces" y que no ha tenido que asistir al Ejército afgano en su actuación para detenerlos.

Por medio de un comunicado la ISAF ha explicado que para detener la ofensiva se ha desplegado la Unidad de Respuesta de Crisis de Afganistán junto a la Policía afgana y a las Fuerzas del Ejército que en cuestión de horas han matado o capturado a muchos de los atacantes suicidas.

Carsten Jacobson, portavoz de la ISAF, ha explicado a la cadena árabe Al Yazira que están observando los ataques "con el ojo puesto en el ataque del año pasado a la Embajada de Estados Unidos" ya que "utilizan tácticas similares", ha añadido.

Sin españoles afectados

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha informado por su parte de que no tiene constancia de que haya españoles afectados por los ataques perpetrados por la insurgencia en Kabul. Tampoco la Embajada española en la capital afgana ha sufrido ningún daño.

"De momento no consta ningún español afectado, ni la Embajada ni la residencia del embajador han sido atacadas", ha informado un portavoz de la Oficina de Información Diplomática del Ministerio en declaraciones a Europa Press. La fuente ha señalado que ya han mantenido los primeros contactos con Afganistán.

Etiquetas